miércoles 16.10.2019

Salarios y dedicaciones impiden un acuerdo en la junta de portavoces

El pleno de organización se celebrará el jueves, a las 10.30 horas, y hoy volverán a reunirse los   grupos municipales

Los portavoces de los cuatro grupos municipales celebraron ayer una junta que tendrá continuidad esta mañana | daniel alexandre
Los portavoces de los cuatro grupos municipales celebraron ayer una junta que tendrá continuidad esta mañana | daniel alexandre

El primer pleno del nuevo mandato ya tiene fecha y hora, será el jueves, a las diez y media, y en él se abordarán las primeras decisiones del ejecutivo local y se topará ya con algunas posturas encontradas, tal y como han salido a la luz pública en las últimas fechas, referidas a fijación de salarios o dedicaciones exclusivas de los miembros de la oposición.

De este modo, el debate que tendrá lugar en el pleno ya comenzó ayer con la primera junta de portavoces celebrada para abordar los contenidos del orden del día. Una sesión que tuvo que dividirse en dos partes, dada su larga duración, y que comenzó a la una de la tarde –estaba prevista inicialmente para las 11.30  horas– y concluyó más allá de las tres. Por eso, los portavoces municipales de los cuatro partidos con representación municipal volvieron a verse las caras a las siete de la tarde para continuar con el debate.

Algunos puntos de los del orden del día no serán más que dar cuenta de decisiones que toma el propio ejecutivo, como la constitución de la Xunta de Goberno Local –el alcalde, Ángel Mato ya presidió ayer la primera sesión, con todos los concejales socialistas como integrantes de la misma– o el nombramiento de los tenientes de alcalde –serán Antonio Golpe Díaz y Mayte Deus, como primero y segunda tenientes de alcalde–  Otros afectan a los distintos grupos, aunque ya han sido dados a conocer como los portavoces municipales –José Manuel Rey, por el PP; Jorge Suárez, FeC; Iván Rivas, BNG y Julián Reina, PSOE–.

Pero, entre los 13 puntos a debate, figuran solo cuatro que requieren la aprobación mayoritaria del pleno y, al menos de momento, todo apunta a que solo el referido a la composición de las comisiones o el relativo al nombramiento de los representantes de la corporación en órganos colegiados llegarían a pleno con una propuesta acordada.

En este aspecto, toda la corporación estará representada con algún edil de cada partido en los organismos extramunicipales, si bien aquellos más significativos tendrán la mayor presencia del ejecutivo local. Es el caso de la Autoridad Portuaria, en la que será el propio alcalde, Ángel Mato, el que represente al Concello de Ferrol –es el único órgano externo con remuneración–o el Consejo de Administración de la Empresa Mixta de Augas de Ferrol –Emafesa– donde los representantes de la parte pública, el Concello, serán únicamente socialistas. En los demás órganos repartirán la representatividad entre los grupos.

Pero es en el apartado de las remuneraciones y de las dedicaciones exclusivas donde el debate está todavía por cerrar.

Hoy, volverán a reunirse los portavoces a última hora de la mañana, con el fin de que el pleno del jueves  cuente con el mayor consenso posible, aunque las posturas definidas de Ferrol en Común y BNG están alejadas en materia de asignación de dedicaciones del planteamiento del ejecutivo de Ángel Mato –ya ha dado a conocer que su grupo contará con cuatro más la del propio regidor– pero propone otras cinco para el grupo popular, en aras de la proporcionalidad de ediles conseguidos en las urnas –el PP cuenta con 12 concejales–.

Ni FeC ni BNG están de acuerdo con esta decisión y si bien el portavoz de FeC, Jorge Suárez, planteaba ya hace unos días que una dedicación por grupo era suficiente, el BNG tampoco está de acuerdo con los cinco salarios para el Partido Popular. 

En el anterior mandato, el cuatrienio comenzó con seis dedicaciones exclusivas para el gobierno –FeC y PSOE, por aquel entonces– y cuatro para la oposición, si bien un año más tarde, la propuesta del PP, con enmienda socialista –ya en la oposición– hizo que la situación cambiase y dejase solo tres dedicaciones para el ejecutivo frente a ocho para la oposición. La propuesta del PP era de cinco para el gobierno y otras tantas para la oposición, mientras que PSOE subió el número hasta ocho y redujo el número del mermado equipo de Jorge Suárez. PSOE y PP aprobaron entonces con sus únicos votos esos cambios y esa proporcionalidad que ahora parece que pretenden reeditar, al no contar con el apoyo de FeC ni de nacionalistas.

También en materia de sueldos existe discrepancia, aunque el ejecutivo no presentó una propuesta firme al respecto. El PP estaría a favor de la actualización de los actuales salarios.

Comentarios