domingo 17.11.2019

Los robos con fuerza en domicilios crecieron un 57 por ciento en Ferrol

Los robos con fuerza en domicilios particulares crecieron más de un 57 por ciento en Ferrol en el último trimestre, según el informe del Ministerio del Interior. En concreto, pasaron de 26 asaltos a 41 en relación al periodo de 2016.

Atraco a una joyería realizado este año en la ciudad | archivo ec
Atraco a una joyería realizado este año en la ciudad | archivo ec

Los robos con fuerza en domicilios particulares crecieron más de un 57 por ciento en Ferrol en el último trimestre, según el informe del Ministerio del Interior. En concreto, pasaron de 26 asaltos a 41 en relación al periodo de 2016.
Además se incrementaron de 6 a 10 el número de sustracciones de vehículos, lo que supone un 66 por ciento más.
El resto de delitos tipificados descendió en su conjunto con la excepción de las agresiones sexuales, de las que se registró un solo caso. 
De este modo, el conjunto de infracciones penales descendió de las 1.108, registradas en 2016, a las 1.002 de enero a junio, lo que supone un descenso del 9,6%.
Uno de los descensos destacables es el delito de tráfico de drogas, que se redujo de siete a cuatro casos, los que supone una bajada de casi el 43 por ciento.
También descendieron los robos con intimidación. En concreto pasaron de 24 a 10, lo que supone una caída del 58 por ciento.
Por lo que respecta a Narón, las cifras son más positivas y solo se registraron los mismos casos de riñas y peleas en 2016 y 2017, dos, idéntica cantidad a los delitos contra la identidad sexual.
En A Coruña, los atracos crecieron un 11% en la ciudad durante el primer semestre llegando a superar el centenar de casos denunciados, según las cifras del Ministerio del Interior, que compara el dato con el del mismo periodo en 2016, cuando eran 96 casos. En números enteros, se trata de solo once incidentes más, pero comparándolo por trimestres, el dato es de 37 atracos entre abril y junio de 2016 y de 53 en el mismo periodo de este año. Es decir, un 30% más .En muchos casos, esta clase de robos con violencia e intimidación se dan dentro de establecimientos. La semana pasada, la Policía Nacional detuvo a un hombre de 40 años, con más de veinte arrestos a sus espaldas, por atracar dos farmacias de la ciudad intimidando a los empleados metiendo simplemente la mano en el bolsillo. Entró, exigió a los trabajadores que le diesen todo el dinero que tenían o de lo contrario sacaría la pistola y luego se dio a la fuga.
Menos allanamientos 
Mientras que los robos con violencia crecen, los allanamientos en viviendas se mantuvieron en un descenso bastante acusado, por lo menos hasta junio, donde se redujeron un 23%, según las estadísticas del Ministerio de Interior, aunque fuentes policiales señalan que es en verano, durante las vacaciones, cuando suelen tener lugar la mayoría de los allanamientos. De hecho, recientemente se han registrado varios casos que se achacan a una banda itinerante que actuó en la ciudad el mes pasado. 
En cuanto a los delitos que afectan a las personas, y no a las propiedades, como pueden ser las lesiones en riñas, se mantienen estables: durante el primer semestre de este año se registraron 33, lo que supone casi la misma cifra que el mismo periodo del año pasado (34). l

Comentarios