Viernes 18.01.2019

Roban tres árboles de Navidad en A Graña de los instalados por la AVV

La entidad vecinal puso en marcha una iniciativa para decorar el barrio, que ya se ha visto empañada por los hurtos.

Los abetos navideños adornan zonas estratégicas del barrio de A Graña | daniel alexandre
Los abetos navideños adornan zonas estratégicas del barrio de A Graña | daniel alexandre

La Navidad no se escapa a los actos delictivos y no es la primera vez que “secuestran” al niño Jesús del Belén de Armas o que se llevan algunos adornos. Cuando todavía se está con los preparativos de esta fiestas, la Asociación de Vecinos de A Graña ya ha visto como una de sus iniciativas para mejorar la imagen de su barrio se ha visto empañada por el robo de tres árboles de Navidad, con sus correspondientes adornos de luces LED.

La entidad vecinal Rosalía de Castro puso en marcha la iniciativa de colocar un total de 20 árboles de Navidad por las calles del barrio de A Graña con el fin de animar la zona y convertir las calles del barrio en espacios más llamativos de cara a estas fechas.

Suceso
La propuesta tuvo una gran acogida entre los vecinos que se animaron ya a adornar sus casas. Sin embargo, solo dos días después de la colocación de la veintena de árboles, el pasado domingo, se percataron del robo del primer abeto, situado en la calle Real Alta. Se forzó el sistema de sujección –estaba tanto anclado al muro como sujeto a la maceta– en torno a las seis y media de la tarde y una vecina vio como una persona introducía el árbol en un coche gris. Aunque se dio aviso a la Policía Local esta, como explican desde la AVV, no intervino y en torno a una hora después robaban el segundo árbol en la misma calle y a las puertas de la sede de la entidad vecinal. 

En esta ocasión, otra vecina que estaba decorando su balcón vio de nuevo el vehículo, un Citroën Xsara gris, e incluso los números de la matrícula.


Con estos datos, responsables de la asociación se acercaron a comisaría para denunciar los hurtos y a su regreso ya había desaparecido el tercero de los abetos.

La Policía Nacional realizó rondas por la zona durante la jornada de los hechos y, hasta el momento, no ha habido más desapariciones.


Aunque la entidad contaba con que se produjese algún desperfecto en la decoración, no podía imaginar que se sucediesen los robos, que, tal y como se desarrollaron los hechos, no fueron cometidos por una persona que quisiese llevarse un árbol, sino para obtener beneficios con su venta.

Comentarios