Reportaje | Las lentillas se cuelan cada vez más de las mochilas escolares

Ya sea por la comodidad, la obligación a la hora de realizar determinadas prácticas o simplemente por una cuestión de aspecto, lo cierto es que cada vez son más los niños .

Reportaje | Las lentillas se cuelan cada vez más de las mochilas escolares
Opticalia Callao es uno de los 23 establecimientos adheridos al convenio firmado por el colegio y la Xunta | jorge meis
Opticalia Callao es uno de los 23 establecimientos adheridos al convenio firmado por el colegio y la Xunta | jorge meis

Ya sea por la comodidad, la obligación a la hora de realizar determinadas prácticas o simplemente por una cuestión de aspecto, lo cierto es que cada vez son más los niños y adolescentes que optan por utilizar lentes de contacto. Tal y como indica el Colegio de ópticos-Optometristas de Galicia, el 80% de los niños y niñas de entre 6 y 12 años manifiestan su satisfacción con el uso de lentillas.

“El menor siempre tiene que tener una gafa, porque la lente de contacto solo está indicada para determinadas actividades en las que sudan, nadan... Por ejemplo en algunos deportes no se permite jugar con gafas, por lo que en estos casos es obligatorio utilizarlas”, indican desde Opticalia Callao (ubicada en la plaza homónima), al mismo tiempo que destacan la importancia de la supervisión de un adulto y la necesaria responsabilidad del niño o niña a la hora de utilizar estas lentes.
Esta óptica es una de las 23 que existen en Ferrol –48 en las tres comarcas– adheridos al convenio “Ollo cos ollos”, firmado por el colegio, la Consellería de Sanidade y el Servizo Galego de Saúde de la Xunta en el 2007. Este programa se basa en que el médico de familia o pediatra facilita al paciente la hoja de interconsulta para que éste pueda acudir a cualquiera de los establecimientos asociados donde, los ópticos-optometristas, realizan una revisión completa de la vista con determinadas pruebas –como de reflejos o de retina–, además de la graduación. “Al finalizar el examen, podemos marcamos la casilla de derivación a un especialista o no hacerlo si simplemente se puede corregir con gafas”, señalan desde la óptica ferrolana.
Desde que comenzó “Ollo cos ollos”, el Colegio de ópticos-Optometristas de Galicia registró 34.801 hojas de interconsulta en la comarca de Ferrol –8.230 el pasado año–; 8.584 en la del Eume –1.306 en 2017–; y 2.686 en Ortegal –592 el año pasado–.

Más niños que niñas
El colegio asegura además que, del cómputo total de los pacientes atendidos en toda Galicia, un 30% de las niñas y adolescentes de entre 6 y 16 años son miopes, mientras que un 20,55 de los varones de su misma edad tienen este problema refractivo –tiene su mayor aumento entre los de 12 y 15 años–.
Aunque en Opticalia Callao no constatan esta diferenciación, sí aseguran que las nuevas tecnologías propician más casos de miopías, debido a que “se produce un exceso de visión cercana”. “Cuanto antes se inicie el empleo de correcciones, más efectivas serán. Actualmente, se están desarrollando estudios para conseguir lentes de contacto personalizadas que tengan en cuenta la curvatura propia de cada ojo, más eficaces para combatir la miopía”, indica el presidente del colegio, Eduardo Eiroa.