Reportaje | El Estudio de Danza Allegro pone rumbo a Burgos para bailar en la WorldCup

Con muchísimas ganas e ilusión. Así encara el Estudio de Danza Allegro de Ferrol su participación, esta semana, en la Dance WorldCup Spain, un concurso internacional representado en alrededor de 40 países

Reportaje | El Estudio de Danza Allegro pone rumbo a Burgos para bailar en la WorldCup
Imagen del grupo del Estudio de Danza Allegro que se desplazará a Burgos para tomar parte en el certamen
Imagen del grupo del Estudio de Danza Allegro que se desplazará a Burgos para tomar parte en el certamen

Con muchísimas ganas e ilusión. Así encara el Estudio de Danza Allegro de Ferrol su participación, esta semana, en la Dance WorldCup Spain, un concurso internacional representado en alrededor de 40 países y que supone un enriquecedor punto de encuentro para todas aquellas jóvenes que tienen en el baile su gran afición y motivación.
La fase española del certamen tendrá lugar en Burgos entre el jueves y el domingo. Hasta allí se desplazará un grupo de unos veinte alumnos del centro ferrolano, junto a sus profesoras, para mostrar diferentes bailes.

Presentarán un total de cinco coreografías grupales (cuatro de contemporáneo y una de jazz) y dos solos de contemporáneo, los que ejecutarán Duna Iniesta en categoría junior y Martina Álvarez en Children. Los tres primeros clasificados en cada categoría pasarán directamente a la final mundial que este año tendrá como escenario la localidad barcelonesa de Sitges –la pasada edición fue en Alemania–.

Aprendizaje
Los participantes serán valorados por un jurado internacional formado por 17 miembros especializados en los diferentes estilos de baile (danza moderna, contemporánea, clásica, jazz, hip hop, comercial, claqué, folklore, show dance, acro y song and dance).
Además de luchar por el pase a la fase final, las bailarinas y los bailarines optarán a otros premios de gran valor e importancia que reconocerán a los mejores de cada categoría así como las más destacadas coreografías o interpretaciones.

Habrá también un galardón del público y un premio en metálico de 1.500 euros para ir a la final. También se otorgan becas de estudios de gran valor para formación de los bailarines.
“Es un certamen de un nivel muy alto y vamos a vivir esta nueva experiencia con muchísimas ganas e ilusión”, comenta Sabela Adalid, directora y profesora del Estudio de Danza Allegro.
Este tipo de concursos suponen siempre una motivación para las alumnas y alumnos que cada curso trabajan y se esfuerzan en las clases para seguir perfeccionando sus movimientos.
Tal y como se destaca desde la propia organización del concurso, recibir las valoraciones de jueces internacionales ayuda a los participantes estar más al día, a tener ganas de seguir mejorando y a comprobar el nivel frente a otros compañeros.