viernes 27/11/20

Reportaje | Complementos en pro del orgullo ferrolano

La empresa local Pingota Comunicación acaba de sacar a la venta dos bolsas de tela con palabras propias del vocabulario local para “presumir” de las peculiaridades del municipio

Las “tote bag” pueden encontrarse ya en varios comercios de la ciudad
Las “tote bag” pueden encontrarse ya en varios comercios de la ciudad

“Va un choni a todo filispín, calzado con unas lorchas y con un brus en la mano, cuando se cruza con una nacha que le pregunta; “¿a dónde vas?”. ¡Pues vaya conachada!, piensa. ¡Voy a echar el polvo!”. Esta frase, la cual es imposible escribir sin que el corrector no enloquezca, es una de las elegidas por Pingota Comunicación –bajo la marca propia Pingota Deseño– para presumir de orgullo ferrolano y que quisieron plasmar en una de las dos bolsas de tela que acaban de diseñar. 
“Se trata de reivindicar Ferrol porque desde que empezamos hace tres años como empresa siempre hemos apostado por la ciudad y ahora, además del trabajo de comunicación, queremos adentrarnos más en el mundo del diseño contando con la colaboración de Raúl Rodríguez”, explican desde la empresa.
Así, tras las etiquetas “Agasallo de Ferrol” que ya aparecen en paquetes de regalo de muchas tiendas de la ciudad, se suman ahora estos dos nuevos artículos, uno en color negro –el de la peculiar frase– y otro en color crudo en el que aparecen unas gaviotas “hablando ferrolano” y se ennumeran un total de 59 vocablos como conacho, lorcho, rallante o trova.
Las bolsas están ya a la venta en La Lola de Ferrol, Men, Goya, La casa del fumador, Crestsurfboards, la Central Librera de la calle Real y De Patio 11.

El Cantón, en piezas
Además de estos dos proyectos, Pingota Deseño sacará próximamente a la venta unos puzzles con un dibujo del Cantón que incluye, además de la plaza de la Constitución y el quiosco de la música, el edificio del antiguo Gobierno Militar, la puerta del Dique y, de fondo, las grúas del Arsenal. 
“Elegimos el Cantón porque fue la primera alameda urbana de Galicia, al igual que para el diseño de las etiquetas quisimos las galerías porque Ferrol fue el primer sitio gallego donde se introdujeron”, indican desde Pingota, al mismo tiempo que destacan que “el objetivo es rescatar un poco el orgullo de ciudad y presumir de que tenemos cosas muy peculiares y bonitas”, explican.
Colorday 
Con esta misma idea de apuesta por lo local, A vella fábrica de lapis inició una campaña bajo el nombre de “#colorday” para reinvidicar el pequeño comercio frente a las grandes marcas. “Ofrecemos outra experiencia de compra, asesoramos, testeamos os nosos productos e iso fainos manter e satisfacer aos nosos clientes”, explican. 
Así, invitan a todas aquellas tiendas y comercios locales que quieran participar en la iniciativa a que contacten en [email protected] l

Comentarios