miércoles 21.08.2019

El ayer y el hoy del primer voto en estos cuarenta años de democracia

Álvaro Larrañaga, votante por primera vez en unas municipales, y “Tini” Esclusa, que acudió a las urnas en las primeras elecciones democráticas hace cuarenta años estrenando mayoría de edad, exponen sus impresiones acerca de la importancia de los comicios y las necesidades de Ferrol, e incluso se animan con alguna porra

Foto entrevista a ..lvaro Larra..aga vota por primera vez en las municipales
Foto entrevista a ..lvaro Larra..aga vota por primera vez en las municipales

Votar por primera vez siempre hace ilusión. Es uno de los actos que mayor responsabilidad conlleva, por lo que todo aquel que lo ejerce siente en ese momento cierto poder, algo que motiva especialmente a los que se estrenan en la mayoría de edad. Álvaro Larrañaga cumplió los 18 años el pasado abril y, aunque ya votó en las elecciones generales, las municipales las encara con mayor emoción porque “se nota más la repercusión”.


Este ferrolano, estudiante de 2º de Bachillerato en el IES Saturnino Montojo, asegura que tiene bastante clara la papeleta que va a depositar este domingo 26 en las urnas y que, aunque no se paró a contar cuántos partidos concurren a los comicios, sí conoce sus nombres y programas.


“Creo que al final son demasiados porque se polariza mucho el voto, pero ahí está la diversidad. Es mejor para que cada uno pueda encontrar un representante para su propia opinión. Pero también dificulta más los gobiernos, no cabe duda, porque tiene que haber más coalición mientras que antes o era PSOE o era PP, ahora hay muchos más grupos que intervienen; ahí está la diversidad y la libertad de opinión”, asegura el joven.

Peticiones
Aunque para su barrio, Esteiro, no cree que le hagan falta mejoras porque “está relativamente bien cuidado y tiene bastante vida”, para la ciudad en general sí tiene propuestas. “Hay que reactivarla. Aunque abren nuevos comercios ves que muchos cierran y que en el centro van desapareciendo los pequeños y aparecen grandes pero duran poco”, destaca Larrañaga, al mismo tiempo que apuesta también por explotar el potencial turístico y patrimonial de la urbe.


Atleta del club Ría de Ferrol, el joven también pide que se potencie más desde el Concello porque “aunque ahora se están tomando más cartas en el asunto y, por ejemplo, tenemos al Racing a punto de ascender y hay que ayudarle a crecer, no hay que olvidarse de otros deportes como el fútbol sala, los clubes de natación, de atletismo... que tienen grandes promesas a niveles impresionantes y que no reciben las mismas ayudas”, destaca.


Álvaro Larrañaga asume que los políticos no van a cumplir todo lo que prometen aunque “no te queda otra que confiar” en que lleven a cabo la mayoría de ellas y “así ayuden a que Ferrol salga adelante”, indica. Si tuviese que hacer una porra, el joven apostaría por el candidato popular, José Manuel Rey Varela, como ganador de las elecciones “porque creo que va a ser lo contrario a lo que tenemos ahora mismo y porque como ya estuvo de alcalde y creo que la gente no quedó muy disgustada... Aunque no tengo ni idea”, aclara.

40 años de Democracia
El 3 de abril de 1979 se celebraron las primeras elecciones municipales, unos comicios en los que en Ferrol salió elegido alcalde Xaime Quintanilla (PSOE) con el 27,26% de los votos (el total de votantes fue de 35.934 de una población de 88.161 habitantes).


Uno de los que entonces ejerció su derecho al voto por primera vez fue Constante Esclusa, “Tini” para los amigos, que, aunque no recuerda muchos detalles de aquel día, sí el ambiente que había entonces. “A los 18 años en aquella época tenías unas ideas un poco convulsas y diferentes a las que hay ahora, quizás más ignorancia en relación a temas políticos, pero creo que tenía la idea más o menos clara de a quién iba a votar", asegura.


A pesar de que las once candidaturas actuales parecen muchas, hace dos décadas eran ocho los partidos que concurrían a la Alcaldía local; “antes era otro contexto político muy diferente al de ahora y creo que había bastantes partidos para lo que era aquella época, suficientes para poder elegir el sistema que queríamos. Lógicamente hoy está mucho mejor”, admite.

Con la mirada en Ferrol
Hace 35 años que fijó su residencia en Tenerife, pero este ferrolano del barrio de Canido se interesa por lo que pasa cada día en su ciudad natal y la última vez que la visitó, el mes pasado, asistió al Pecha Kucha realizado en el centro cívico del barrio alto en el que casi todos los candidatos a la Alcaldía debatieron sus posturas.


“Me gustó mucho pero veo que la cosa está ahí ahí. Por la idiosincrasia de Ferrol, el PP empuja fuerte pero el PSOE ahora con el remonte de las Generales también. A mí, particularmente, me gustó mucho el BNG... pero creo que la balanza la pondría entre PSOE, PP y Ferrol en Común”, afirma, al mismo tiempo que asegura que “eso de los gobiernos en mayoría parece que se acabó”.


Aunque Canido es “la excepción que confirma la regla y ahora es uno de los barrios que están de moda”, hablando de Ferrol en general, Esclusa considera que el mayor problema es la falta de trabajo y el urbanismo.

Comentarios