Reganosa y Sojitz se alían para la búsqueda de nuevas oportunidades energéticas

Planta de Reganosa en la ría de Ferrol | archivo

La compañía gasificadora gallega Reganosa y el conglomerado japonés Sojitz, uno de sus principales accionistas, buscarán nuevas oportunidades energéticas a nivel internacional, según un comunicado de la propia empresa.

La compañía gasificadora gallega Reganosa y el conglomerado japonés Sojitz, uno de sus principales accionistas, buscarán nuevas oportunidades energéticas a nivel internacional, según un comunicado de la propia empresa.
Las dos corporaciones dejarán, de este modo, de ser meros socios comerciales para convertirse en aliados en el desarrollo de negocios en las zonas de Europa, Asia, Oriente Medio e Iberoamérica, de acuerdo con el memorando de entendimiento –MoU, en inglés–, firmado por el director ejecutivo de Energía e Infraestructuras del gigante nipón, Masakazu Hashimoto, y el director general de Reganosa, Emilio Bruquetas. Así, ambas compañías aunarán esfuerzos en los sectores de las infraestructuras gasísticas y de combustibles renovables, proyectos energéticos, redes inteligentes y criogenia.

Fuerte vinculación
El lazo que une ambas corporaciones es especialmente significativo, pues la japonesa posee un 15% de las acciones de la gallega, siendo su gran conexión con el mercado español. Reganosa, a su vez, cuenta con una gran proyección internaciones, tanto por su red de gasoductos como por sus instalaciones en Mugardos y Malta, por lo que esta alianza puede suponer un gran avance en las operaciones globales de ambas compañías.
Sojitz cuenta con concesiones para la distribución de crudo y gas natural en áreas tan dispares como Catar, el Golfo de México, el Mar del Norte, Egipto, Brasil y Gabón, lo que permitiría una gran expansión económica de la compañía gallega.

Empresas líderes
El conglomerado nipón Sojitz –dedicado al mercado general, o sogo shosha en japonés–, cuenta con un capital de más de 160.000 millones de yenes –1.243 millones de euros– es una de las grandes corporaciones del país asiático. Al igual que otras empresas de su ámbito, su proyección social no es muy conocida al no centrar sus operaciones en un ámbito concreto, pero posee un área de negocio en el sector de los automóviles, la energía, los recursos minerales, químicos o alimenticios, así como el desarrollo de proyectos en el campo de la agricultura y forestal.
Reganosa, por su parte, es una de las principales corporaciones nacionales en el tratamiento y distribución de productos gasísticos. En la actualidad cuenta con una red de distribución por toda España, una planta de gas natural licuado en Mugardos y una regasificadora en Malta. l