lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La recuperación del Desenclavo, uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa

La tarde del Viernes Santo recuperó una tradición del siglo XVII

La recuperación de las procesiones tras la pandemia será recordado también por uno de los actos más emotivos que haya habido en los últimos años, por novedoso, sobrecogedor e histórico, la ceremonia del Desenclavo reunió en torno al atrio de la concatedral de San Julián a fieles y visitantes que no quisieron perderse una de las novedades de la Hermandad del Santo Entierro para este año.


Con la presencia del Obispo Fernando García Cadiñanos, al que se le pidió permiso para bajar a Jesús de la Cruz, varios cofrades se acercaron a la figura articulada situada en el atrio, reconvertido en monte Gólgota, para, tras despojarla de la corona de espinas, ir quitando, en una ceremonia meticulosa, clavo a clavo para llevar a Jesús postrado al interior de la iglesia. 


La ceremonia se realizaba en Ferrol desde el siglo XVII y  se celebró por última vez en 1912. Se trató de

un acto muy visual en el que el Cristo parece tener movimiento al ser desclavado por los cofrades y bajar sus brazos, como con vida propia.


Tras la ceremonia, el Santo Entierro sacó a la calle ayer la procesión que lleva su nombre, portando la Santa Urna, encabezada por personalidades de la vida política de la ciudad, desde el alcalde, Ángel Mato, a la delegada territorial de la Xunta Martina Anerios, la vicepresidenta segunda del Congreso, Ana Pastor, el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, o  los presidentes provincial y ferrolano del PP, Diego Calvo y José Manuel Rey.


La recuperación del Desenclavo, uno de los momentos más emotivos de la Semana Santa

Te puede interesar