Recinor se benefició de las ayudas de Agader con más de 134.000 euros

La empresa Reciclajes Inertes del Noroeste SL (Recinor), ubicada en Catabois y encargada de gestionar el punto limpio municipal desde hace diez años, invirtió el pasado año cerca de 300.000 euros

Recinor se benefició de las ayudas de Agader con más de 134.000 euros
Visita a Rilo Xunta
Visita a Rilo Xunta

La empresa Reciclajes Inertes del Noroeste SL (Recinor), ubicada en Catabois y encargada de gestionar el punto limpio municipal desde hace diez años, invirtió el pasado año cerca de 300.000 euros en la compra de un equipo triturador y una nueva retroexcavadora para la alimentación del primero, para lo cual contó con una ayuda de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader) de 134.325 euros, lo que supuso el 45% del pago total.
Este fue el ejemplo que puso ayer el director general de Agader, Miguel Pérez Dubois, para recordar la importancia de estas ayudas de actividades no agrícolas en el medio rural gallego, cuyo plazo para solicitarlas termina mañana.
El director general recordó que para la presente convocatoria se destinó un total de 4,5 millones de euros para apoyar la adquisición de maquinaria y equipamientos nuevos, así como la ejecución de las obras necesarias para su instalación, con el fin de ampliar o modernizar una actividad empresarial existente en el rural.
Estas ayudas van destinadas a sectores y ámbitos de actividad, como industrias, talleres y locales destinados a producir bienes y materiales, así como a la prestación de servicios en cualquier sector económico –con exclusión de empresas de maquinaria agrícola y forestal de prestaciones energéticas–.
También será objeto de subvención todo lo relacionado con la oferta de actividades sociales, recreativas, de ocio y deportivas, artesanales, innovación tecnológica y comercio electrónico, y trabajos en los sectores de la ingeniería, arquitectura, servicios técnicos, limpieza industrial, veterinaria y comercio de productos no agrarios.
Recinor consiguió valorizar en 2016 más del 93% de los residuos de construcción y demolición, dando una solución al problema de los vertidos incontrolados y cumpliendo las nuevas normativas europeas, estatales, autonómicas y locales en materia medioambiental. Durante ese mismo año, gestionó un total de 78.440 kilos en el punto limpio de Catabois –abierto de lunes a sábado–. l