Sábado 23.02.2019

“Queremos que la mujer tenga voz y erradicar el hambre”

Andueza estará mañana en la parroquia de Santo Domingo y en San Julián | d.a.
Andueza estará mañana en la parroquia de Santo Domingo y en San Julián | d.a.

“Creemos en la igualdad y en la dignidad de las personas”. Bajo este lema, Manos Unidas celebra este año su campaña número 60 de lucha contra el hambre, una iniciativa que este año coloca a la mujer en el centro. “Queremos que tenga voz y que se le considere igual que el hombre. Y e­rradicar el hambre, no pueden alimentar bien a sus familias porque primero, en gran parte, están solas, y segundo, no tienen producción. Por eso les hacemos tener huertas, cerdos, gallinas... para que puedan alimentar mejor a su familia y también autoabastecerse y sacar un poco de dinero vendiendo lo que les sobra”, explica María Cruz Andueza, la misionera que visita estos días la ciudad de la mano de la delegación ferrolana de Manos Unidas.
Esta navarra, docente de profesión –ejerció durante dos décadas–, hace 35 años que decidió irse a Paraguay porque “yo entré en esto para ir a las misiones y llevo allí media vida; era mi vocación y allá estoy en mi salsa, como en familia”.
En el país sudameriacano formó con personas del entorno la ONG local Asociación de Solidaridad y Servicio Jopói cuyo fin principal es el desarrollo social del país, sobre todo de la familia campesina. “Actualmente estoy trabajando con 200 mujeres, dándoles microcréditos por lo menos a 3.000 familias. También se hizo una cooperativa para creación de trabajo, una incubadora de empresas... y con todas estas cosas ya en marcha yo también puedo venir porque aquello va a seguir igual; ahora hay hermanas paraguayas que siguen este trabajo”, asegura Andueza, que prevé su regreso definitivo a España en cuatro o cinco meses.
Empoderamiento 
La evolución en estos 35 años ha sido enorme, tal y como relata la misionera, ya que “las mujeres están distintas, ya se defienden en casa, ya se sienten más iguales a su marido... porque antes no tenían nada que decir, siempre era ‘lo que diga mi marido, le voy a pedir permiso’... Se ha conseguido con un grupo grande de mujeres y, poco a poco, esas irán empoderando a otras”, asegura.
Con todo, María Cruz Andueza asegura que falta mucho trabajo para alcanzar la igualdad real ya que “históricamente hay mucho machismo y, además, la mujer tiene la responsabilidad de todos los trabajos de la familia, por lo que hay que trabajar mucho para que ella se sienta con autoestima y con fuerza”.
La misionera constata también el preocupante machismo existente en España y la sangría de la violencia de género. “Siguen matando mujeres, parece mentira. Ya es hora de que esto amaine un poco. Yo pensaba que los jóvenes venían con otra mentalidad y que lo tenían todo superado pero no. Siempre digo que cuánto cuesta la evolución de las personas”, comenta.
En cuanto al relevo en el mundo de las misiones, Andueza asegura que, tras reunirse en Madrid con el resto de misioneras que recorren estos días las distintas delegaciones de Manos Unidas en España, “me doy cuenta de que todas están un poco como yo, que en cada país hay personas de allí que pueden seguir estos trabajos”, por lo que el presente pasa por “formar desde allá”.
Proyecto en Kenia 
Tras visitar distintos colegios, parroquias y grupos, la delegación ferrolana de Manos Unidas viajará hoy a Vilalba con María Cruz Andueza y mañana domingo acudirán a la misa parroquial en Santo Domingo (Ultramar) a las 10.30 horas y a las 12.00 horas estarán en la Concatedral.
Todo lo que se recaude irá destinado al proyecto actual que coordinan desde la ciudad naval, centrado en una comunidad de niños analfabetos de familias humildes en Kenia que precisa de 42.000 euros. “La gente colabora mucho, este año hicimos cuatro proyectos y la verdad es que estamos muy agradecidas”, destacan desde la delegación local de Manos Unidas.

Comentarios