• Miércoles, 26 de Septiembre de 2018

El programa Vacaciones en Paz podría paralizarse este año en la zona

Unos 17 niños refugiados en los campamentos de Tinduff en el Sáhara y que pasan los veranos con familias de la comarca podrían quedarse sin participar en el programa Vacaciones en Paz de los meses de julio y agosto.

El programa Vacaciones en Paz podría paralizarse este año en la zona
Los campos de Tinduff al suroeste de Argelia sufren temperaturas de hasta 50 años en los meses centrales del verano | Z.G.
Los campos de Tinduff al suroeste de Argelia sufren temperaturas de hasta 50 años en los meses centrales del verano | Z.G.

Unos 17 niños refugiados en los campamentos de Tinduff en el Sáhara y que pasan los veranos con familias de la comarca podrían quedarse sin participar en el programa Vacaciones en Paz de los meses de julio y agosto.
Las familias acogedoras en los municipios de Ferrol, Narón, As Pontes y San Sadurniño están muy preocupadas porque, según explicó Ana Rodríguez, una de las responsables del programa en Ferrol, “las compañías aéreas exigen que los pasajes de los niños se abonen antes del viaje, no a posteriori como acostumbran a hacer la mayoría de concellos, que sufragan este gasto”. Se trata de un problema que afecta a los referidos municipios de la zona y también a otros de toda Galicia. “El problema es que tenemos muy poco margen de maniobra, porque las compañías exigen el dinero de los vuelos de los pequeños antes del 20 de mayo y los ayuntamientos ya nos han dicho que no va a ser fácil adelantar esa cantidad”.

Ana Rodríguez sostiene que la solución no es otra que lograr recaudar el dinero para pagar con anterioridad el viaje de los menores por cuenta de las familias, pero cada uno de estos pasajes cuesta 850 euros, una cantidad, explica Ana Rodríguez, “que no podemos asumir, ya que las familias que acogemos no estamos sobradas del dinero, más bien al contrario”.
Hace quince días que son conocedores de la nueva exigencia de las compañías aéreas y desde entonces ya se han reunido con los gobiernos locales a fín de lograr algún tipo de acuerdo. Hasta la fecha lo de adelantar el dinero parece poco probable y por esa razón las familias han empezado a movilizarse para recaudar fondos que les permita traer a los pequeños y huir de las temperaturas de hasta 50 grados que se registran en el Sáhara.
“Estamos muy tristes y el tiempo se nos viene encima por ello apelamos a la solidaridad de la gente y de los gobernantes para que podamos seguir colaborando con esta iniciativa solidaria”, explica Ana Rodríguez.
Entre las acciones que se han organizado destaca un café solidario en el pabellón de A Gándara para el próximo 5 de mayo y un máster de zumba en colaboración con el gimnasio Bitácora. Para esta acción, que se prevé para el 12 de mayo, todavía falta la confirmación del Concello de Ferrol de cesión de un espacio. Asimismo, están pendientes de entrevistarse con más responsables municipales para buscar solución al problema.