sábado 26/9/20

Una primavera lluviosa retrasa la incidencia de la velutina en la zona

Según los últimos datos de Medio Ambiente, se han registrado más avisos de nidos en municipios costeros
Una primavera lluviosa retrasa la incidencia de la velutina en la zona

La llegada este año de la pandemia de la Covid-19 no ha ahuyentado sin embargo a otras “plagas” con las que los municipios ya llevan conviviendo varios años. Es el caso de la avispa velutina que, sin embargo, sí ha visto alterados este año sus ciclos, tal y como lo explica el presidente de la Casa do Mel de Goente (As Pontes), Manuel Ferreira. “Está siendo un año muy desigual para la incidencia de la velutina. Por ejemplo en la zona más próxima a la costa como San Sandurniño donde tenemos el colmenar didáctico con el Concello ya tenemos colocadas las arpas eléctricas porque ya hay mucha presencia; sin embargo aquí en As Pontes todavía está llegando ahora, aún sacamos la semana pasada un nido primario”, indica.

Las condiciones meteorológicas se encuentran detrás de estas alteraciones. “Este año se ha retrasado el ciclo de la velutina por la primavera tan lluviosa que tuvimos, también el de la abeja... por lo que es probable que la incidencia sea menor que otros años porque la campaña de la zarza ya pasó y el brezo estamos en ello.”, señala el apicultor.

Una teoría que respaldan los últimos datos publicados por la Consellería de Medio Ambiente el pasado 29 de julio en su portal web. Municipios costeros como Ferrol, Narón, Valdoviño o Cedeira son los que registran hasta el momento una mayor retirada de nidos de avispa velutina (más de 100); seguidos de Mugardos y Fene donde la Xunta sitúa la ratio de retiradas entre las 51 y las 100 colonias.

La mayor parte de los municipios de la comarca sitúan sus cifras entre los 26 los 50 nidos extraídos, una clasificación en la que se encuentran los concellos de Cerdido, Cariño, Mañón, San Sadurniño, Neda, Cabanas, Ares y Pontedeume. Menor incidencia registran, como bien indicó Ferreiro municipios del interior como As Pontes y Monfero –entre 11 y 25 nidos retirados– o Moeche, As Somozas y A Capela, donde no se llegaron a detectar más de diez colonias.

Repercusiones

Un panorama en el que para el responsable de la Casa do Mel de Goente poco ha tenido que decir el coronavirus. “La Covid-19 condicionó sobre todo a los apicultores que no tienen legalizadas sus colmenas y a los que desarrollan esta labor de forma más amateur porque con los libros de explotación no se nos impidió ir en ningún momento a donde tenemos las colmenas a trampear. A lo mejor en ese sentido no se pudo trampear tanto como otros años, aunque el problema de este año no creo que fuera ese, sino las condiciones meteorológicas de la primavera”, asegura.

A estas alturas de la campaña solo resta retirar el mayor número de nidos posibles. “Ya no estamos en época de trampeo, quizás en la zona del interior, donde todavía se están detectando ahora nidos primarios, sí... pero en general las reinas ya están en los nidos a estas alturas del año... ahora es lo que toca, retirar nidos y esperar a que finalice la campaña y se pongan a hibernar”, señala.

El el caso de detectarse algún nido de avispa velutina, se recomienda no acercarse a él a menos de cinco metros y comunicar su hallazgo al servicio de Atención e Información á Cidada (012) de la Xunta de Galicia. l

Comentarios