viernes 20.09.2019

El PP carga contra Sánchez por la situación de la central de As Pontes

Miguel Tellado acusa al Gobierno en funciones de “cinismo político” por tratar de cerrar estas instalaciones
El viceportavoz del grupo popular el el Parlamento de Galicia, Miguel Tellado, durante su comparecencia
El viceportavoz del grupo popular el el Parlamento de Galicia, Miguel Tellado, durante su comparecencia

El Partido Popular de Galicia volvió a cargar ayer contra el ejecutivo en funciones de Pedro Sánchez a causa de la crisis energética derivada del incremento en más de un 500% del precio de las emisiones de CO2 en el mercado europeo. El viceportavoz y número dos de la formación en el Parlamento, Miguel Tellado, afirmó en una rueda de prensa que su agrupación se encontraba “preocupada” por las comarcas de Ferrolterra, Eume y Ortegal con motivo “da incerteza no futuro da central térmica de As Pontes”.

Tellado aseguró durante la comparecencia que los populares gallegos no estaban “en contra da transición ecolóxica”, aunque solicitando “medidas paulatinas, progresivas, que non poñan en perigo o emprego dos galegos” durante su implantación. El viceportavoz ejemplificó la situación, una vez más, con el caso de los trabajadores de las empresas auxiliares de Endesa o los transportistas del carbón, recordando que “a paralización da actividade durante os últimos catro meses está afectando a preto de 750 familias e provocando consecuencias irreparables para toda a comarca”.

“Desde Galicia propoñemos o establecemento dunha exención das medidas fiscais, que se fixen retribucións específicas nos casos que se utilice, por exemplo, biomasa forestal, ou a eliminación do céntimo verde ao carbón, ademais de abordar os mecanismos de compensación polas emisións de CO2”, apuntó Tellado. Del mismo modo, el representante popular acusó al Gobierno de “cinismo político” al intentar, asegura, “pechar as centrais térmicas antes que ninguén en toda Europa”.

Ejemplo comunitario
A pesar de lo cierto del gran impacto que esta situación está teniendo en el tejido económico y laboral de las comarcas de Ferrol, Eume y Ortegal, el apunte del viceportavoz popular no resulta del todo acertado. De acuerdo con la entidad S&P Global Platts Analytics, el consumo de carbón en Italia, Francia, Reino Unido, Alemania, Portugal y España se redujo un 40% en menos de un año, lo que muestra que el caso español no solo no es único, sino que responde a las directrices comunitarias.

El ejemplo más claro en este cambio de paradigma energético se situaría en Alemania, que consume por sí misma un tercio del total del carbón destinado a la generación de electricidad de toda la Unión Europea, y lleva años invirtiendo en la transformación de sus centrales térmicas a gas natural –una tendencia generalizada en todo el continente gracias a las bajas emisiones de este y a su barato precio de mercado–; además, el pasado mes de enero el Gobierno germano anunció que cerraría la totalidad de sus plantas a partir de 2025, dependiendo únicamente de las energías renovables.

Comentarios