lunes 22.07.2019

El portal patrimoniogalego.net incluye en su lista roja de peligro inminente bienes de la comarca

Menos de tres años después de su creación, el catálogo social patrimoniogalego.net supera ya los cinco mil bienes inventariados. Se trata de una iniciativa que surgió en el año 2011.

Uno de los bienes en peligro, los molinos de Bares
Uno de los bienes en peligro, los molinos de Bares

Menos de tres años después de su creación, el catálogo social patrimoniogalego.net supera ya los cinco mil bienes inventariados. Se trata de una iniciativa que surgió en el año 2011, cuando el profesor de la Universidad de Santiago y divulgador Manuel Gago propuso la creación de una mesa en defensa del patrimonio gallego. Empezó con un pequeño grupo de colaboradores que fue aumentando hasta contar con profesionales de diferentes disciplinas, cuyo objetivo es informar sobre la gran riqueza monumental heredada por los gallegos para poder preservarla. El éxito del catálogo fue tal que desde el verano de 2013 el número de bienes inventariados ha aumentado en un millar, algo que sus responsables atribuyen al efecto de la retroalimentación.
La aportación de las tres comarcas –Ferrol, Eume y Ortegal– a este proyecto no es, sin embargo, muy destacada. Incluye algo más de 60 bienes correspondientes a esta zona y de ellos dos están en la denominada “lista vermella” que alerta sobre los que corren un peligro inminente. Ambos están situados en Bares, en el municipio ortegano de Mañón. Se trata de un conjunto de molinos de agua encadenados entre sí que aprovechan el acantilado y del denominado Peñón da Eirexa Vella, una necrópolis romana que, como el anterior, corre grave riesgo de desaparecer si no se acometen tareas encaminadas a su protección.
Como es lógico, el municipio de la zona que más aportaciones realiza al inventario es también el más monumental, el de Pontedeume. De él se recogen un total de 16, desde los más evidentes –como los dos puentes sobre el Eume, el castillo de Nogueirosa o la torre de los Andrade– hasta otros menos grandiosos pero igualmente  destacables como el cruceiro de la plaza de las Angustias, la fuente del Pilón o el conocido y centenario tejo.
Mañón y Ferrol son los otros municipios con más bienes catalogados, once en el primer caso y diez en el segundo. El puente metálico de O Barqueiro, el faro de Estaca de Bares y el edificio de la Unión Mañonesa están entre los destacados en el ayuntamiento ortegano, al margen de los que están en la lista roja, mientras que la ciudad naval aporta las baterías de costa, el castillo de San Felipe y el dique de A Cabana, entre otros. También los castillos de Moeche y La Palma, este último en Mugardos, y los monasterios de Santa Catalina de Montefaro, Caaveiro, en A Capela, o Santa María, en Monfero, figuran en el listado, lo mismo que los puentes de Isabel II o Chamoselo –que dan nombre a la villa de As Pontes– o el de Porto do Cabo, en Cedeira. Junto a  estas construcciones, la comarca está representada por otras más humildes, como los hórreos –de los que figuran el de Boucella, en la parroquia ferrolana de Marmancón, el de Canto do Muro, en Valdoviño, y los de Faxeiras y Quintá, en Narón– , o el molino de viento de Campo da Torre, en Ortigueira. Del pasado más remoto quedan testimonios como los castros de Cerdido, Lobadiz y Vilasanche en Ferrol, Punta dos Prados en Ortigueira, el denominado Forno dos Mouros en Mañón y el monumento megalítico Pedrafita da Faladoira, en esta misma localización.

Comentarios