miércoles 20.11.2019

As Pontes se suma a las protestas por el convenio colectivo de Endesa

La negociación de un nuevo acuerdo lleva estancada desde que caducó el período de ultraactividad
Representantes del comité de empresa y delegados sindicales prejubilados, durante el encierro en As Pontes | jorge meis
Representantes del comité de empresa y delegados sindicales prejubilados, durante el encierro en As Pontes | jorge meis

Representantes del comité de empresa de Endesa en As Pontes, junto a diversos delegados sindicales prejubilados, se unieron ayer a las protestas nacionales por la parálisis en las negociaciones de un nuevo convenio colectivo, manteniendo un encierro en las instalaciones del mercado antiguo de la ciudad pontesa. A pesar de que las reuniones para alcanzar un acuerdo llevan casi dos años en marcha –con cerca de 90 encuentros infructuosos–, no fue hasta diciembre de 2018, con el final del período de ultraactividad del anterior convenio, que se recrudeció la situación.

Así, la parte social de la planta de As Pontes se unió en torno a las nueve de la mañana a los encierros convocados a lo largo de todo el país, con especial incidencia en aquellas zonas que, al igual que la comarca de Ferrolterra, se han visto altamente afectadas por parálisis o previsiones de cierre de centrales térmicas, como Andorra (Teruel) o Carboneras (Almería). La protesta, eso sí, dio comienzo oficialmente la pasada semana en Madrid, con la “acampada” reivindicativa de los secretarios generales de UGT, CCOO y SIE de Endesa, Manuel Jaramillo, José Manuel Falagán y Carlos Vila, respectivamente, en la sede central de la eléctrica.

Sin fecha de finalización

El encierro protagonizado por los representantes del personal activo y pasivo de la compañía por toda España, al menos en un principio, va para largo. Tal y como apuntó el presidente del comité de empresa de la central de As Pontes, Luis Varela, la protesta “no tiene fecha de finalización”.

“Ellos están haciendo una simulación de negociación –explica Varela– y ahí nos tienen enganchados. El tema de las ‘retribuciones en especie’, a todo aquel que no está bajo el paraguas del convenio, ya se las han retirado”, en referencia a los beneficios sociales para el personal pasivo. “Ahora mismo no se ha parado la negociación –continúa–; la Dirección General de Trabajo, igual que hiciera en el mes de diciembre, mandó una nota diciendo que se prestaban a un arbitraje, pero para ello la otra parte también tiene que estar de acuerdo y la empresa no ha contestado todavía”.

Tal y como apunta el presidente del comité, la propietaria de Endesa, la italiana Enel, “jugó con las leyes españolas”, por lo que no tiene fecha límite para responder a la propuesta.

Comentarios