jueves 13/8/20

La Policía apresa en Ferrol a tres personas acusadas de cometer siete robos desde junio

Los imputados son varones residentes en la ciudad con 81 detenciones en su historial delictivo

La Polícia Nacional de Ferrol detuvo la semana pasada a tres personas acusadas de cometer hasta siete robos en Ferrol y comarca desde el pasado mes de junio. Las declaraciones de testigos oculares y el seguimiento de su actividad el día 23 de septiembre acabaron con su detención, según explica la propia Policía. Los tres son varones residentes en Ferrol, de 32 años uno de ellos y de 42 los otros dos. Entre todos suman 81 detenciones en su historial delictivo, la mayoría relacionadas con delitos contra el patrimonio de las personas. Fueron puestos a disposición judicial y están en libertad en espera de juicio.

El primero de los robos que se les atribuyen ocurrió en el mes de junio en un bar de Fene. Se detectó a dos de los detenidos vigilando el local, que al día siguiente fue robado. En julio perpetraron otro acto similar en una cafetería del barrio de Piñeiros, en Narón, y un testigo ocular pudo facilitar datos de uno de los ladrones. En agosto actuaron en la gasolinera de Xuvia. Allí fueron vistos saliendo del local que acababa de ser robado.

Intento frustrado

En septiembre intensificaron su actividad con dos robos consecutivos que ocurrieron en la madrugada del día 20. Tres sujetos trataron de acceder a un salón de juegos del Alto do Castiñeiro, en Narón, forzando la puerta trasera mediante el método del apalancamiento. No lo consiguieron y continuaron hasta un pub de la zona de A Gándara, en Narón, al que sí pudieron entrar. Las investigaciones llevaron a la conclusión de que volvía a tratarse de la misma banda.

En la madrugada del 23 de septiembre volvieron a intentar entrar en el salón de juegos que se les había resistido tres días antes y, de nuevo, fallaron en su intento. Un testigo facilitó información al 091 y los agentes de la Brigada Local de Seguridad Ciudadana detectaron a dos de ellos en un vehículo de su propiedad, en cuyo maletero guardaban 23 kilos de productos congelados que provenían de una tienda de Miño que habían robado momentos antes mediante fractura en la puerta de acceso. l

Comentarios