viernes 27/11/20

El pleno renuncia al contrato de basura, pero sin alternativa

El alcalde anunció que tras este paso se trabajará en conseguir una gestión directa

La primera sesión plenaria del año puso fin al conflicto del contrato de limpieza viaria aunque no aclaró el futuro del mismo | jorge meis
La primera sesión plenaria del año puso fin al conflicto del contrato de limpieza viaria aunque no aclaró el futuro del mismo | jorge meis

Tras no haber sido admitida la urgencia de este punto en el último pleno del año pasado, la primera sesión de 2019 se estrenó con una cuestión que se arrastra desde el inicio del mandato, la renuncia al contrato de limpieza viaria y recogida de basura. Este fue iniciado por el anterior gobierno y, tras informes que avalaban la conveniencia de una renuncia, por fin se ha hecho efectivo, no sin las críticas de todos los grupos de la oposición por el hecho de que hayan transcurrido cuatro años sin contrato en vigor, con reconocimientos extrajudiciales de facturas –que ayer mismo quedaron sin aprobar sobre la mesa– y un servicio en continuo deterioro por el paso del tiempo y la antigüedad de la maquinaria.


El regidor local, Jorge Suárez, anunció que tras esta aprobación se dará comienzo a la incoación del expediente para la gestión directa, una cuestión anunciada hace algún tiempo pero que no está concretada en proyecto alguno todavía.


Esta fue principalmente la crítica de todos los grupos de la oposición, que echaron en cara a Suárez el haber hablado de posibilidades como un nuevo contrato con distintas anualidades, un servicio mancomunado, una explotación conjunta con el Concello de Narón, entre otras propuestas, que nunca llegaron a hacerse efectivas.

La propuesta de gestión directa es entendida por los grupos como una quimera, a solo cuatro meses de las elecciones municipales.


En la misma línea se habló de otros contratos como el eléctrico, que también se ha rechazado pero que no tiene ningún otro en vigor o de que no se hubiese solucionado antes este problema de renuncia cuando ya existían informes técnicos municipales que lo avalan y no se ha traído a pleno hasta contar con otro informe externo que, aseguraron los grupos, no era necesario porque incluso podría haber caducado el procedimiento iniciado hace cuatro años.


Aunque la mayoría del pleno aceptó esta renuncia –solo se abstuvo el Partido Popular– a todos les parece inasumible en este mandato un servicio normalizado de recogida de basura y limpieza viaria.

Comentarios