Un plan de usos determinará las necesidades del mercado de Recimil

Las necesidades del mercado de Recimil, con la mitad de sus aproximadamente 65 puestos vacíos, son un hecho evidente para los vendedores de esta plaza de abastos y ahora quedarán plasmados

Un plan de usos determinará las necesidades del mercado de Recimil
Los puestos vacíos con las persianas cerradas y con pintadas ofrecen una mala imagen que los comerciantes pretenden cambiar | daniel alexandre
Los puestos vacíos con las persianas cerradas y con pintadas ofrecen una mala imagen que los comerciantes pretenden cambiar | daniel alexandre

Las necesidades del mercado de Recimil, con la mitad de sus aproximadamente 65 puestos vacíos, son un hecho evidente para los vendedores de esta plaza de abastos y ahora quedarán plasmados, además, en un plan de usos que servirá de hoja de ruta de trabajo al Concello y que ya ha sido adjudicado.
La firma Rural Consulting SL realizará por un importe de algo más de 16.000 euros este estudio que consiste en la redacción de una propuesta para la adaptación del mercado municipal de Recimil a las nuevas circunstancias en las que se desarrolla la venta de productos al pormenor. No será solo un plan de reformas, algo que ha sido reivindicado en numerosas ocasiones por el colectivo de vendedores, sino también abarcará nuevas formas de venta u organización en la plaza de abastos.
El presidente de la Asociación de Vendedores del Mercado, Francisco Maceiras, recordó ayer que hace tiempo que se habla de realizar un arreglo integral en la plaza y el encargo de este plan a una empresa puede ayudar a fijar las necesidades de actuaciones. Sin embargo, teme que esto pueda quedarse en un mero estudio y no lleguen a ejecutarse las obras que el mercado requiere para prestar un buen servicio.
Así, Maceiras recuerda el compromiso del gobierno local de habilitar una partida de unos 300.000 euros para mejoras en este mercado municipal y, sin embargo, una vez aprobados los presupuestos esta cuantía no aparece fijada en ningún apartado concreto, solo la destinada al plan de usos.
De todos modos, el representante de los vendedores tiene claras las necesidades de restauración que necesita Recimil, desde los suelos, al estado de los puestos, el sótano, canalones, tejadillos de los puestos, etc.
Todas estas carencias chocan con las demandas de posibles vendedores para ubicarse en este mercado. Así, en el último año ha habido un crecimiento de las peticiones de información pero, indican, se topan en ocasiones con las dificultades administrativas de un largo procedimiento para poder optar a puestos vacíos.
Una de las peticiones expresas de la Asociación de Vendedores pasa por la mejora de la imagen precisamente de estos puestos sin uso. Para esto, Maceiras propone la instalación de unas lonas o vinilos que cubran las persianas cerradas de los establecimientos vacíos con imágenes alusivas al mercado y que no suponga “una imagen de miseria”, apunta el representante de los vendedores. l