domingo 29.03.2020

El plan de mejora de caminos de la Xunta se redujo en la comarca un 25%

En Ferrol se destinan 31.244 euros frente a los 52.244 con los que comenzó la iniciativa en 2016
Los caminos rurales están acogidos a las ayudas del plan de la Xunta
Los caminos rurales están acogidos a las ayudas del plan de la Xunta

El Plan Marco de Mellora de Camiños Municipais ha ido menguando la aportación de fondos destinados a los Concellos desde que se pusieron en marcha estas ayudas en el año 2016. Así, lo ha denunciado el PSOE a través de mociones en diferentes plenos municipales –en Ferrol estaba previsto debatir una propuesta sobre esta cuestión en el pleno del jueves, pero fue suspendida por la prolongación de la sesión durante horas– y ayer mismo se aprobó en el pleno de la Diputación de A Coruña la exigencia a la Xunta para mantener la inversión de este proyecto.

El Plan Marco de Camiños Rurais contempla ayudas destinadas a ampliar, acondicionar y conservar la red de caminos de titularidad municipal de todos los ayuntamientos de Galicia, con objeto de mejorar la calidad de vida de la población rural. Como se explica desde la agrupación socialista, tras la publicación de estas subvenciones para el bienio 2020-21 se observa que en la provincia de A Coruña se reducen las ayudas en un 41% con respecto a 2016 y e un 25% con respecto al período 2017-2018.

De este modo, el plan comenzó con un presupuesto de casi 20 millones en 2016 y se redujo progresivamente hasta los 11,9 millones –11.974.836 concretamente– con los que cuenta para este año y el próximo.

La iniciativa salió ayer adelante con los votos favorables del PSOE, BNG y Alternativa dos Veciños mientras que el PP votó en contra de la propuesta.

Desde el grupo socialista se recordó que el plan tiene como principal objetivo subvencionar la ampliación, mejora y mantenimiento de caminos rurales con el fin de que se pueda renovar la red viaria que sirve de acceso a las explotaciones agrícolas de sus territorios, facilitando considerablemente la accesibilidad a las parcelas de cultivo.

La reducción de fondos es homogénea y afecta a todas las comarcas de la provincia. En el caso concreto de Ferrolterra y Ortegal se pasa de 1.355.776 euros que se ponían a disposición de los Concellos en el año 2016 a 1.048.785 euros para el bienio 2017-2018 y a tan solo 780.557 euros los que se conceden para el período 2020-21. La reducción es así del 42% desde el primer plan hasta el actual y de un 25,58% con respecto a la convocatoria de 2017-18. De todas las comarcas de la provincia es precisamente las de esta zona las que se ven más afectadas con el porcentaje de reducción más alto, seguida de la comarca de A Coruña-Betanzos, Santiago, Bergantiños-Costa da Morte y Barbanza.

Crédito directo

El portavoz del grupo socialista de la Diputación y alcalde de Pontedeume, Bernardo Fernández, exponía ayer que “a pesar de que Feijóo anunciaba ao principio do mandato que esta ía ser a lexislatura do rural, os feitos reflicten que a situación é xusto a contraria”. Así, el socialista recordó que estas ayudas para caminos rurales son “en moitos casos, o único crédito directo en forma de subvención que os concellos reciben directamente da administración autonómica, polo que aínda é menos comprensible que se aplique unha reducción orzamentaria tan drástica”.

El descenso porcentual más alto de la inversión es la que se da –en las comarcas de Ferrolterra y Ortegal– en las ayudas para los Concellos de As Pontes, donde se pasa de 68.559 euros del anterior bieno a 48.444 euros del presente; Vilarmaior, de 37.222 a 26.401 euros, San Sadurniño, de 64.070 euros a 45.452 o Valdoviño donde se ha pasado de 53.876 euros a poco más de 38.000.

Al municipio cabecera de comarca se destinan en esta convocatoria 31.244 euros, frente a los 43.619 de la anterior y la de mayor cuantía, la de 2016, con 52.244 euros. Por lo tanto, la diferencia de 12.375 euros en el último reparto se traduce en un 40% si se tiene en cuenta la primera convocatoria y en un 28, 37% desde el pasado bienio.

Comentarios