La pintora Hedi Ploegstra resume en el Torrente su trayectoria artística en Ferrol

El año 1997 fue cenital en la trayectoria vital y artística de la pintora holandesa Hedi Ploegstra. Tras un viaje por el Camino de Santiago se trasladó a Ferrol para formar su familia.

La pintora Hedi Ploegstra resume en el Torrente su trayectoria artística en Ferrol
La artista holandesa, ante algunas de las obras que resumen su recorrido creativo		             luis polo
La artista holandesa, ante algunas de las obras que resumen su recorrido creativo luis polo

El año 1997 fue cenital en la trayectoria vital y artística de la pintora holandesa Hedi Ploegstra. Tras un viaje por el Camino de Santiago se trasladó a Ferrol para formar su familia y, en lo creativo, para enriquecer su paleta pictórica. La influencia de este hecho marca en gran medida su nueva exposición, “Figuras”, que desde ayer y hasta el próximo 4 de diciembre está abierta en la sala Proxectos del Centro Torrente Ballester.
En “Figuras”, primera muestra individual de la artista desde 2006, Ploegstra recorre quince años de trayectoria artística desde el “renacimiento” que supuso su paso por el Camino de Santiago hasta la actualidad. “Tras hacer el Camino me interesó cierto misterio y tenebrismo, estaba muy influida por Caravaggio, y predominaba la fuerza del color rojo. Luego fui teniendo hijos y las figuras de bebés aparecen en varias obras relacionadas con la naturaleza y la vida”, recuerda.
Tras una reducción en la intensidad de su trabajo por cuestiones familiares, una segunda etapa de Ploegstra muestra un mayor interés por una pincelada más rápida, una mezcla de técnicas pictóricas como el óleo, el acrílico y la acuarela que influye en las anteriores.

camino en azul
Además, una fase con predominio del azul de la artista holandesa domina en sus últimas creaciones. “Quiero realizar unas obras con una reflexión sobre el tiempo, haciendo una pintura aparentemente rápida, influida por la acuarela. Realismo pero sin abandonar el misterio de artistas que me interesan, como Lucien Freud”, cuenta. Un estilo en el que también tiene que ver el “fotocollage” que se ve en “Figuras”, varias fotografías donde el realismo no oculta sus variadas interpretaciones.
Asimismo, una serie de retratos de pequeño tamaño muestran el interés de la pintora por este formato más doméstico y familiar. “Lo que hago no es muy planificado –se sincera la artista–. Soy una creadora a la que le gusta buscar hasta que me encuentro cómoda, y ahí me meto de lleno”.      
La exposición “Figuras”, que también incluye algún poema alegórico y simbólico, puede verse desde ayer, aunque será mañana a las 19.30 horas cuando se inaugure oficialmente este regreso de una creadora inquieta llegada de una tradición con la riqueza plástica de la holandesa para interpretar con su mirada la luz de Galicia.