miércoles 21.08.2019

Patrullas del Tercio Norte se unen a la vigilancia contraincendios

El operativo “Centinela gallego” comenzó este verano un mes más tarde de lo que estaba previsto
La vigilancia se desplegará durante mes y medio por siete distritos forestales de A Coruña, Pontevedra y Ourense | e.m.d.
La vigilancia se desplegará durante mes y medio por siete distritos forestales de A Coruña, Pontevedra y Ourense | e.m.d.

Patrullas del Tercio Norte de Infantería de Marina de la Armada, con base en Ferrol, participan este año, de nuevo, en la operación de vigilancia contraincendios “Centinela gallego”, que comenzó ayer y se prolongará hasta el 30 de septiembre. El dispositivo está formado por 27 patrullas, la mayoría de ellas pertenecientes a la Brigada Galicia VII (Brilat), con el general Antonio Romero al mando. Este número podría incrementarse en función del riesgo que se perciba, llegando hasta las 50 patrullas con un índice de riesgo alto y a 75 cuando el peligro es muy alto.
El operativo incluye, además de la vigilancia terrestre, medios aéreos, como el sistema pilotado por control remoto Raven, que cubrirá en despliegues sucesivos toda la zona de actuación. Esta incluye siete distritos forestales de las provincias de Pontevedra, A Coruña y Ourense y afecta a 33 municipios distintos. Además, hay disponibles dos helicópteros que pueden ser utilizados para labores relacionados con la lucha contraincendios en el momento en el que la Xunta soilcite a Defensa un mayor esfuerzo.

Aunque el Plan de prevención y defensa contra los incendios forestales de Galicia (Pladiga) para el 2019 fijaba la intervención de las Fuerzas Armadas entre el 15 de julio y el 15 de septiembre, finalmente se ha retrasado la fecha. Así, el dispositivo de vigilancia comienza un mes más tarde de lo habitual, aunque cubrirá todo el mes de septiembre, que suele ser también una época del año en la que las condiciones meteorológicas favorecen las llamas.

Eficacia disuasoria
La operación “Centinela gallego” se presentó el miércoles en Pontevedra en un acto en el que el general Antonio Romero destacó la eficacia de esta acción. “No ha habido incendios en ninguna de las zonas donde se ha patrullado”, apuntó en referencia al trabajo de vigilancia y de disuasión. Remarcó además que es un trabajo que se realiza las 24 horas del día. Para el conselleiro de Medio Rural, José González, es importante la “sensación de autoridad mucho más intensa” que transmiten los militares. En esto mismo insistió la subdelegada del Gobierno en la provincia, Maica Larriba, ya que “dos tercios de los incendios del verano son intencionados”.


Este dispositivo específico con militares del Ejército de Tierra empezó a funcionar en Galicia en el año 2007. El balance oficial de la operación del año pasado indica que entonces hubo un 88% menos de hectáreas quemadas en Galicia respecto al año anterior (1.026 en 2017 y 124 en 2018).

Comentarios