El número de socorristas es inferior un año más a las plazas ofertadas

Las pruebas de los socorristas pasaron de realizarse en mar abierto a la piscina | aec

La convocatoria de 60 plazas de socorristas para la prestación del servicio de atención y salvamento en los nueve arenales ferrolanos se ha visto, un año más, con el problema de la escasez de profesionales. Tan solo 52 personas han concurrido a estas plazas y todavía podría ser un número menor teniendo en cuenta que ahora se analizará que la documentación sea correcta y se deberán pasar las pruebas pertinentes para poder iniciar el servicio a mediados de junio.


Pese al escaso número de presentados –el año pasado fueron algunas plazas menos y más solicitudes iniciales–, el concejal de Seguridade, Germán Costoya, se muestra positivo y aunque la oferta es para 60 socorristas aseguró que agotará todas las vías posibles para que la cifra pueda aumentar, incluso intentando sacar adelante una segunda convocatoria, ya que, explica, algunos socorristas acabarán su formación en breve y podrían entonces acceder a las plazas. De hecho, una de los requisitos exigidos es el de estar inscrito en el Rexistro Profesional de Socorristas Acuáticos de la comunidad autónoma.


Esta carencia de profesionales se remonta, como explica Costoya, a hace casi una década y es un problema que no afecta únicamente a Ferrol, sino a toda Galicia. De hecho, las playas ferrolanas son de las más demandadas, debido a que el salario es de los más altos, por encima del convenio gallego, –1.464,73 para socorristas, 1.606 para coordinadores de caseta y 1.777 para el de playas–, además de tener una duración del contrato de tres meses, ya que los servicios se prestan desde mediados de junio a mediados del mes de septiembre.


El responsable de esta área municipal indicó que “dende o Concello farase todo o esforzo para cubrir a totalidade das prazas e garantir que o servizo sexa excelente, a ser posible, en todos os areais e nos tres meses previstos”. Por eso, Germán Costoya asegura que “non é un logro menor” el que se hayan presentado medio centenar de socorristas y, en el caso de que finalmente no haya suficiente personal para todo el servicio previsto, explica que “chegado o caso, priorizarase as máis perigosas e que necesitan de máis persoal e máis vixianza, para o que existen informes dos servizos dos outros anos”.


Megafonía

En cuanto a los medios materiales, Costoya indicó que estos últimos años se ha venido reforzando el servicio de salvamento tanto en materia de comunicaciones como con la adquisición de tablones y otros elementos. Este año el objetivo estará en mejorar la megafonía de las playas.


En este sentido, el edil recordó que en arenales como Ponzos, Santa Comba o Esmelle no hay conexión eléctrica, por lo que se está estudiando cómo poder solventar este problema.

El número de socorristas es inferior un año más a las plazas ofertadas

Te puede interesar