Miércoles 12.12.2018

Navantia inicia la construcción en grada del primer AOR con la puesta de quilla

El astillero de Navantia Ferrol inició ayer de forma oficial la construcción del primero de los dos buques logísticos AOR para la Marina Australiana con la puesta de la quilla

La quilla del AOR “Supply” fue colocada por los operarios de Navantia en el dique número 3 del astillerow | jorge meis
La quilla del AOR “Supply” fue colocada por los operarios de Navantia en el dique número 3 del astillerow | jorge meis

El astillero de Navantia Ferrol inició ayer de forma oficial la construcción del primero de los dos buques logísticos AOR para la Marina Australiana con la puesta de la quilla. La jornada estuvo presidida por el Jefe de la Marina Australiana, Almirante Tim Barrett y por el presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez.
El acto, que tuvo lugar en la grada número 3 de las instalaciones de Ferrol, donde se montará el AOR, consistió en la colocación del bloque 220 de este buque. Previamente se realizó el tradicional pago a Caronte, que consiste en dejar una moneda en la grada, como símbolo de buena fortuna para la embarcación durante su vida en la mar.
Tras cumplir con el rito y escucharse los himnos de ambos países, el almirante Tim Barrett, máximo responsable de la Marina Australiana, aprovechó el acto para anunciar por primera vez que este primer AOR llevará el nombre de “Supply” y que su hermano gemelo será bautizado como “Stalwart”. El jefe de la Royal Navy agradeció tanto a Navantia como a todos los trabajadores implicados en este programa sus esfuerzos, tanto en la fase de diseño como en la constructiva.
Por su parte, el presidente de Navantia, Esteban García Vilasánchez, recordó que este es el tercer barco que la factoría de Ferrol va a construir para la armada australiana –después de los megabuques “Canberra” y “Adelaida”– y que “supone un orgullo para todo su cuerpo técnico y para los trabajadores” que el país oceánico haya depositado tanta confianza en las capacidades constructivas de Navantia. García Vilasánchez hizo hincapié en el esfuerzo que supuso la consecución de este contrato, firmado en mayo del pasado año, y agradeció la colaboración de la Armada española por su soporte técnico y tecnológico.  
La construcción de estos dos buques de apoyo logístico supondrá una carga de trabajo superior a los 3 millones de horas y generará anualmente cerca de 1.800 ocupados directos e indirectos hasta 2020, fecha de entrega de la segunda unidad. De ellos, más de 330 serían empleados directos, más de 530 empleados de la industria auxiliar.
Está previsto que este primer buque se bote en el tercer trimestre de 2018 y la entrega, aproximadamente, un año después. Los plazos para la construcción y entrega del segundo buque AOR tendrán una diferencia de 9 meses con respecto al primero.

Lazos comerciales
Este nuevo hito afianza aun más las ya fluidas relaciones comerciales entre el astillero público y la marina australiana, que se iniciaron con el programa de los LHD y continuaron con los AWD basados en las F-100.
Este posicionamiento tan destacado alcanzado por Navantia en Australia le ha posibilitado estar en la lista corta de aspirantes al mayor encargo de buques de superficie que prepara el Gobierno de dicho país.
El pasado mes de agosto Navantia presentó su oferta y en el primer trimestre del próximo año se decidirá la adjudicación del programa SEA 5000, consistente en el diseño, construcción en Australia y mantenimiento de nueve fragatas. l

Las asimilaciones adeudadas a causa del cuarto convenio podrían cobrarse este mismo mes

Coincidiendo con el acto de la puesta de la quilla, el comité de empresa de Navantia Ferrol quiso mostrar su “satisfacción por el hito” que se produjo en el día de ayer y por la carga de trabajo que supone.  “Esperemos que se cierre una etapa y se abra una nueva que permita estabilizar las relaciones laborales con la dirección de la empresa”, explicó Luis García, secretario del comité.
Además, anunció que el presidente de Navantia les trasladó que la propuesta de la parte social de que en este mes de noviembre se abonen los retrasos de las asimilaciones desactivadas durante el cuarto convenio puede ser una realidad. El máximo responsable del astillero público aseguró a los representantes de CCOO, UGT, CIG y MAS en una reuión mantenida ayer por la mañana que las negociaciones “van razonablemente en positivo y que ahora están pendientes de un informe técnico, que se podría elaborar en el transcurso de la próxima semana. Confiamos en su palabra”, dijeron desde el comité. Esto supondría que el tercer convenio quedaría aplicado plenamente y, por lo tanto, se levantarían las medidas de no colaboración por parte de los sindicatos. l

Comentarios