Navantia asegura que el contrato con Arabia beneficiará a todos los astilleros

A pesar del varapalo sufrido por Navantia con la adjudicación del contrato de fabricación de las fragatas australianas a la británica BAE Systems, la compañía se muestra optimista de cara al futuro tras la firma con Arabia Saudí del proyecto de las corbetas.

Navantia asegura que el contrato con Arabia beneficiará a todos los astilleros
Vista de las instalaciones de Navantia en la Bahía de San Fernando, en Cádiz
Vista de las instalaciones de Navantia en la Bahía de San Fernando, en Cádiz

A pesar del varapalo sufrido por Navantia con la adjudicación del contrato de fabricación de las fragatas australianas a la británica BAE Systems, la compañía se muestra optimista de cara al futuro tras la firma con Arabia Saudí del proyecto de las corbetas.
El ente público emitió ayer un comunicado de prensa afirmando que este nuevo contrato podría resultar muy beneficioso no solo para sus instalaciones en el sur de la península, sino para todas sus instalaciones en conjunto. Esta información podría interpretarse de dos maneras: o bien se refiere a la proyección internacional de la compañía –y los posibles trabajos futuros que acarrearía–, o bien que algunas de las partes serían producidas en otras factorías.
Javier Galán, presidente del comité de empresa de Navantia Ría de Ferrol, se inclina más por la primera opción. Según el representante sindical siempre cabría la posibilidad de que se fabricase en la comarca parte del sistema de turbinas, pero asegura que no ha recibido ninguna comunicación al respecto. La idea inicial habría sido la división de la carga de trabajo entre ambos astilleros, pero tras la pérdida del contrato con Australia resulta lógico pensar que el proyecto sería desarrollado en las instalaciones que, por el momento, se encuentran menos ocupadas.

Presencia internacional
Desde los astilleros de Ferrol y Fene se muestran tranquilos ante esta situación, pues una mayor carga de trabajo en el sur podría significar una mayor responsabilidad a la hora de producir las fragatas para la Armada española.
Por parte de la propia Navantia se ha señalado que el contrato supondrá más de siete millones de horas de trabajo para sus instalaciones, además de anunciar que, gracias este proyecto, ha acordado realizar una alianza estratégica –o “joint venture”– con la compañía armamentística Saudi Arabian Military Industries. Esta unión comercial potenciará la relación política y económica de las dos naciones, mejorando la posición estratégica de ambas en el área y, quizás, trayendo futuros trabajos a sus factorías.