domingo 25/10/20

El naval urge al Gobierno a dotar de carga de trabajo los astilleros de la ría

La Xunta insta a su vez al Ejecutivo central a financiar el dique cubierto con el Fondo europeo de Recuperación
Medio centenar de delegados y miembros de los comités se desplazaron hasta el palacio municipal de Ferrol | jorge meis
Medio centenar de delegados y miembros de los comités se desplazaron hasta el palacio municipal de Ferrol | jorge meis

La cuenta atrás de la entrega del segundo AOR para Australia sigue avanzando y, con ella, la caída de la ocupación no solo en la plantilla principal de Navantia, sino, sobre todo, en la industria auxiliar. Para evitar esa travesía en el desierto que será, si no hay ningún nuevo encargo, el próximo 2021, los comités de empresa y los delegados de las subcontratas quieren implicar a los representantes políticos de las tres comarcas para recuperar un frente común que sirva para forzar al Ejecutivo central para que tome las decisiones políticas que lo eviten. 

Ayer, los representantes de la parte social iniciaron la ronda de contactos con los regidores de Ferrol, Ángel Mato, y Fene, Juventino Trigo, a quienes se les trasladó la importancia de recabar el apoyo de los responsables políticos de la comarca en las acciones que quieren poner en marcha para conseguir el objetivo de dotar de carga de trabajo inmediata a las factorías de la ría. Entre estas movilizaciones se encuentra la realización en las próximas semanas de una cadena humana entre los accesos a los astilleros públicos de la ría. 

El presidente del comité de Navantia Ferrol, Javier Galán, recordó que siguen esperando a que se les cite para una reunión con miembros del Ejecutivo central que se le pidió al delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada, hace dos semanas, y advirtió de que el tiempo se agota. “O segundo AOR entregarase en marzo”, explicó, “aínda que agora mesmo a actividade xa é mínima. Xa houbo despedimentos na industria auxiliar e a partir de agora, máis”. Así, el portavoz de la parte social anunció que, si la situación no cambia, el año 2021 “ímolo pasar en branco”, lo que se traducirá, añadió, en “perto de 3.000 despedimentos nas auxiliares e a plantilla principal en subactividade”. 

El encargo de un buque “puente” mientras no comienza la ejecución de las fragatas F-110 –prevista para 2022– es la opción preferida de los comités, que desde hace más de un año llevan apuntando a la posibilidad de construir un buque logístico que jubile al “Patiño”, posibilidad que rechaza el Ministerio de Defensa, no solo ahora, sino incluso a medio plazo. “Cremos que é o mellor”, señaló Galán, “porque temos os planos feitos e a enxeñaría definidida, pero se hai outro buque que nos dea ocupación, nós estamos preparados”. 
Junto a esta demanda, el comité considera que es fundamental que se aprovechen las instalaciones de Fene más allá de “alugarllas a unha empresa” para apostar, por ejemplo, por las energías renovables y relanzar la fábrica de turbinas. 

Pero, sobre todo, Galán se refirió a las inversiones relacionadas con el astillero 4.0. “Non sabemos nada do dique cuberto”, una infraestructura que, explicó, permitiría mejorar las expectativas en las futuras licitaciones a las que concurra el grupo naval. “O taller de bloques non valerá de nada se non hai dique”, incidió antes de expresar ya sus dudas de que alguna de las futuras F-110 –la previsión inicial era que la segunda unidad ya se fabricase en ella– se construya en esa infraestructura.

“O silencio é a resposta” 
Antes de que finalizase la reunión con los alcaldes de Ferrol y Fene, que comprometieron su apoyo a las propuestas de los comités, el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, pidió al Gobierno central que utilice una parte del Fondo europeo de Recuperación que le corresponde al Estado español para financiar el dique seco, puesto que, aseguró, “é unha infraestrutura estratéxica” para los astilleros de la ría.

Conde lo anunció en una respuesta a su compañero de filas, el diputado ferrolano José Manuel Rey, que se interesó por la respuesta del Ejecutivo central a la demanda de carga de trabajo. La contestación “foi o silencio”, dijo el conselleiro, quien conminó al Estado a “unha reacción inmediata” para evitar que se llegue “en seis meses” a una situación de inactividad “descoñecida” para Ferrolterra. Además, el conselleiro lamentó que no se hayan ejecutado los 252 millones incluidos en los Presupuestos Generales del Estado de 2018, 2019 y 2020.

Comentarios