sábado 19.10.2019

Multitudinaria respuesta a la convocatoria feminista contra el triple asesinato de Valga

El acto quiso romper con el ritual e incluyó un corte de tráfico, tamborada y un “minuto de ruido”
Edificio administrativo da Xunta. Concentración feminista contra o triple feminicido de Valga
Edificio administrativo da Xunta. Concentración feminista contra o triple feminicido de Valga

El triple feminicidio de Valga, en el que un hombre mató a su exmujer y a la madre y hermana de esta delante de sus dos hijos, ha conmocionado a la sociedad gallega. Los actos de repulsa convocados por el movimiento feminista se repitieron ayer por todo el país y en Ferrol tuvieron una respuesta multitudinaria. Más de un centenar de personas de todas las edades se congregó delante del edificio administrativo de la Xunta en una concentración en la que el ritual de duelo tras los crímenes machistas se transformó en una acción reivindicativa. “Decidimos que imos protestar un pouco, non adoptar o minuto de silencio nin un discurso politicamente correcto. Temos que empezar a meter os dedos nos ollos de alguén, das persoas que poden empezar dunha vez por todas a tomar medidas efectivas que reconduzan esta situación. Temos que facer algo para que cese a violencia sobre as mulleres”, indicaba una de las portavoces al inicio del acto.

Esta acción consistió en un corte de tráfico en el paso de peatones de la calle Rochel y en hacer el mayor ruido posible con tambores, maracas, aplausos y gritos. Se corearon consignas en contra de la violencia machista (“o machismo é terrorismo”, “polas que están, polas que non están, polas que perigan”, “rebelión e autodefensa contra a súa violencia”) y se pintaron tres siluetas en la calzada representando a Alba, Sandra y María Elena, las tres mujeres asesinadas en Valga. Allí se depositaron decenas de claveles blancos.

En Ferrol se leyó también el manifiesto distribuido para toda Galicia por la Coordenadora Galega da Marcha Mundial das Mulleres. En él se reivindica la protesta y la toma de medidas que tengan un efecto real. “O tempo de pedir xestos rematou, é momento de conquistar realidades”, reclaman en el texto. “Sen recursos non hai combate da violencia. Sen educación en equidade e diversidade non hai combate da violencia”, apuntan para reivindicar medidas a las administraciones. Pero también “temos que cuestionar os cimentos mesmos da nosa educación” para no reproducir “a educación machista e a discriminación que marca a lume o noso rol social a través das familias”. La protesta terminó con un “minuto de ruido”. l

Comentarios