domingo 25.08.2019

Militares se unen a las peticiones para que retiren las calles franquistas del Arsenal

Proponen otros diez nombres de gente que luchó por los “valores democráticos”

Los firmantes del documento piden sustituir nueve nombres por otros más “dignos” | daniel alexandre
Los firmantes del documento piden sustituir nueve nombres por otros más “dignos” | daniel alexandre

La Ley de Memoria Histórica aprobada en 2007 vuelve a resonar en la actualidad ante la existencia, todavía, de vestigios del franquismo en la ciudad naval. Es el caso del callejero del Arsenal ferrolano, que conserva vías dedicadas a cargos que fueron partícipes en la guerra civil y posterior dictadura, de las cuales muchos partidos políticos ya pidieron en su día su retirada.

A este reclamo se une ahora el “Manifiesto en contra del franquismo en la Fuerzas Armadas”, cuyo portavoz, el capitán de navío del Cuerpo de Ingenieros Electricistas de la Armada retirado, Arturo Maira, envió un escrito con esta petición al vicealmirante jefe del Arsenal de Ferrol, Antonio Duelo Menor; a demás autoridades de la Armada; al Ministerio de Defensa; la Delegación del Gobierno en Galicia; y al alcalde local, Jorge Suárez.

“Creo sinceramente que, de una vez por todas, la Armada debe dar prioridad a la democracia y, en este caso, al pueblo de Ferrol que nos aloja en su ciudad desde hace siglos”, manifiesta en su carta Maira, al mismo tiempo que reitera que “en el Arsenal se está incumpliendo la Ley de Memoria Histórica”.

Son un total de nueve las placas que actualmente dan nombre a algunas de las calles de las instalaciones militares, recordando al Almirante Vierna, el Crucero Baleares –“constituye una exaltación colectiva de la sublevación militar y Guerra civil”, destaca el portavoz del Manifiesto–, al Soldado Lois, al Almirante Fernández Martín, al Marqués de Alborán, al Almirante Honorio Cornejo, a Cándido Pérez, a Salvador Moreno y a González Llanos.

“Me parece oportuno señalar que la Armada debe intentar por todos los medios posibles recuperar su armonía con el pueblo español, soberano de acuerdo con la Constitución y democrático en sus sentimientos, valores y sentido histórico”, asegura el firmante de la carta.

“Personas dignas” 
Desde el “Manifiesto en contra del franquismo en la Fuerzas Armadas” ven lógico renombrar estas mismas calles con “personas dignas”, relacionadas con la Armada y con el Arsenal ferrolano que “hayan luchado y sufrido por los valores democráticos y cívicos”.

Así, ayudados por el historiador Bernardo Máiz, realizaron una selección de 15 candidatos para ocupar estas placas y una votación entre varias decenas de firmantes del Manifiesto, de la que salieron elegidos diez.

Condestable Dionisio Mouriño; Contralmirante Antonio Azarola (jefe del Arsenal); cabo Artillería Naval Ramiro Corredeguas; Teniente de Navío Luís Sánchez (dotación “Cervera”); Capitán de Navío Sandalkio Sánchez (Comandante del “Cervera”); Condestable Vicente Peña (guerrillero antiframquista); condetable Carlos Allegue; Teniente Coronel maquinista Benito Sacaluga (jefe de máquinas del “Jaime I”); Coronel Médico Armada Luís Pérez; y Capitán de Corbeta Antonio Sanjuán, conforman la lista de nombres propuestos por Máiz y los militares firmantes del documento.

Además, debido a que en la Punta del Martillo del Arsenal local se fusilaron, durante la sublevación de 1936 y años posteriores, a un número indeterminado de marinos y ciudadanos cuyo “único delito fue cumplir con su deber, la defensa de la legal y legítima II República Española”, desde “Manifiesto en contra del franquismo en las Fuerzas Armadas” instan a levantar un monumento o placa conmemorativa en dicha zona. “Es lo menos que podemos hacer en su memoria, como consuelo de sus descendientes y como ejemplo para todos los presentes y futuros miembros de la Armada, de lo que jamás debió haber ocurrido”, aseguran.

Vieja demanda 
El cambio de nombres en el callejero militar de Ferrol es un tema que irrumpe en la actualidad de vez en cuando desde hace años y son muchas las fuerzas políticas que han solicitado formalmente la retirada de estas placas.

En 2009, el pleno de la corporación local, con Vicente Irisarri como alcalde, aprobó una moción impulsada por Esquerda Unida en la que se pedía la retirada de estos nombres –tuvo el apoyo del PSOE y BNG y PP e Independientes por Ferrol se abstuvieron–. Dos años más tarde, la asociación Ferrolterra Nosa Memoria se unía a la misma petición y Gaspar Llamazares (IU) realizó una pregunta parlamentaria al Gobierno por el retraso en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica en las instalaciones militares basadas en la ciudad naval.

En 2012 el grupo municipal de Esquerda Unida criticaba a Defensa por mantener este callejero y en 2014 el PSOE propuso también eliminar estos nombres. Ese mismo año, el Arsenal retiró la placa de una calle dedicada a Carrero Blanco. Al año siguiente nace la Asociación de Familiares de Marinos Víctimas do Franquismo na Base Naval de Ferrol, para reivindicar su memoria y hechos como los enfrentamientos armados que sucedieron del 19 al 21 de julio de 1936 en los que la marinería se enfrentó para impredir que los sublevados se hiciesen con el control de los buques de guerra aquí destinados, como el “Almirante Cervera” y el “España”.

Recientemente, en 2016, el grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea instó al Gobierno de Mariano Rajoy a retirar los nombres de “connotados golpistas y ministros de la dictadura franquista” del callejero del Arsenal ferrolano.

Lo que desean ahora desde el Manifiesto es que no ocurra “una vez más otra manipulación histórica manejada por personas simpatizantes con el anterior régimen que, por desgracia, como la experiencia reciente nos demuestra, no son infrecuentes en nuestras Fuerzas Armadas, sobretodo en sus escalones superiores”, indican.

Comentarios