martes 14.07.2020

Mascarillas y separación en la primera campaña electoral de la era Covid

Las formaciones descubren por primera vez sus imágenes rodeadas de medidas de seguridad sanitaria
José Manuel Rey protagonizó el primer acto de campaña del PP en la jornada de apertura | j.m.
José Manuel Rey protagonizó el primer acto de campaña del PP en la jornada de apertura | j.m.

Las elecciones más accidentadas de la historia democrática reciente se acercan y, pese a que el coronavirus ha torcido las previsiones, no ha podido con el tradicional acto de arranque de la campaña electoral: la pegada de carteles. De forma virtual o con engrudo y rodillo, los partidos con opciones de entrar en el Parlamento gallego hicieron su particular fiesta de inauguración de dos semanas de locura a corazón abierto. Si en esta larga precampaña hubo que disimular, ahora ya no hay matices a la hora de saltar a la arena, criticar al adversario y reclamar el voto para las candidaturas propias. La crisis del coronavirus obligó a replegar velas (las elecciones autonómicas estaban previstas para el 5 de abril) y a empujar en la misma dirección, aunque con el paso de las semanas y la mejoría temporal de la situación, ya ha vuelto a funcionar la habitual dinámica gobierno-oposición y a aflorar la tensión soterrada.

El partido a batir es el Partido Popular, dominador de la política autonómica gallega con Manuel Fraga (presidente de 1990 a 2005) y Alberto Núñez Feijóo (desde 2009 hasta la actualidad). La pegada digital de carteles la hacían en su sede. Allí, el presidente del PP ferrolano, José Manuel Rey Varela, destacaba el “compromiso con los ferrolanos” y la “apuesta por nuestra ciudad” de Feijóo. Aprovechaba además para animar a la gente a ser concienzudos en las medidas de seguridad para evitar rebrotes de coronavirus. “Galicia y los gallegos hemos sido un ejemplo de responsabilidad y así debemos seguir”, apuntó. Rey Varela es el número 4 de la lista por la provincia de A Coruña, en la que también figuran, en puestos de salida, Diego Calvo y Miguel Tellado.

El Partido Socialista realizó su acto simbólico de comienzo de campaña en el monolito a Pablo Iglesias del Cantón de Molíns. Allí estuvieron presentes Bruno Díaz (número 5) y Manuel Santiago (número 7).

Galicia en Común-Anova-Mareas eligió la plaza de Armas como lugar emblemático desde el que despegar la campaña. Allí estuvo Saínza Ruiz, número 4 por la provincia de A Coruña.

El BNG se congregó en la plaza del Himno Gallego, en Esteiro. La formación nacionalista presenta al líder sindical Mon Fernández en el número 5.

Comentarios