miércoles 16.10.2019

El mal tiempo y la escasez de ventas adelantan el periodo de las rebajas

En la calle Real varios locales cuelgan ya el cartel de saldos, adelantando la campaña en casi quince días

La tienda de moda infantil Hansel Baby & Kids, en la calle Real, colgaba el martes por la tarde el cartel de rebajas que incluye descuentos  | jorge meis
La tienda de moda infantil Hansel Baby & Kids, en la calle Real, colgaba el martes por la tarde el cartel de rebajas que incluye descuentos | jorge meis

El comercio local sigue haciendo filigranas para capear un problema que se enquista, como es la pérdida de clientes. “Cada vez hay menos gente por aquí y este tiempo que estamos teniendo no ayuda nada a que a uno le entren las ganas de comprar ropa”, explica Mónica Calvo, una vecina de Fene que, pese a la lluvia, realizaba compras para un regalo en la “milla de oro” de la ciudad. “Es una pena en el tiempo que estamos ver estas calles, como la Real, tan vacías”, subraya. 

Y es que es un hecho que el centro no pasa por su mejor momento y los comerciantes hacen todo lo que está en su mano para que la situación mejore. A falta de doce días para que comiencen las rebajas de verano, en muchas tiendas ya se ha colgado el cartel de saldos, mientras que otras aplican también algún tipo de descuento para incentivar las ventas. 

Las rebajas, en su mayoría del 20 al 30%, se pueden ver ya tanto en pequeños negocios del centro como en grandes firmas nacionales como Bimba y Lola.

En la tienda multimarca Hansel Baby & Kids, dedicada a la venta de moda infantil para niños de entre 0 a 16 años, Brais Merino, uno de sus responsables, asegura que “no nos ha quedado más remedio que adelantar las rebajas, porque el centro está muerto y ya no sabemos qué hacer para incentivar un poco las ventas”. 

Merino asegura que este año ha sido la primera vez que se han visto obligados a adelantar los saldos de la campaña de verano, insiste. “Es lo que hay, no nos ha quedado más remedio”, puntualiza.

En su caso, al igual que otros comercios de la zona, han decidido buscar otras vías de negocio en la venta online. “Llevamos medio año y, por ahora, las ventas no llegan al 5% de las operaciones totales, pero esperamos seguir creciendo en este aspecto”, explica Brais Merino, que impulsó la venta en línea para paliar la pérdida de clientes físicos. Ya venden a todo el territorio, las islas y diferentes países de Europa como Francia, Italia, Reino Unido o Portugal.

Comentarios