jueves 24/9/20

Luz verde a la renovación de Carmen Curuxeiras y al parking del CHUF

La Xunta de Goberno aprobó también el plan de seguridad para la rehabilitación de la calle Ares
La calle Carmen Curuxeiras forma parte del trazado del Camino Inglés por el barrio de Ferrol Vello | j.m.
La calle Carmen Curuxeiras forma parte del trazado del Camino Inglés por el barrio de Ferrol Vello | j.m.

La reurbanización de la calle Carmen Curuxeiras, en Ferrol Vello, podrá empezar esta semana, después de que ayer se aprobase el plan de seguridad y salud en la Xunta de Goberno. También se realizó este trámite con la rehabilitación de los bloques de Recimil de la calle Ares y con el aparcamiento gratuito en las inmediaciones del CHUF. Las previsiones municipales es que estas obras comiencen en los próximos días.

La urbanización de Carmen Curuxeiras, que tiene un coste de 268.499 euros, incluye el mantenimiento de las losas de piedra que se conservan del trazado original, mientras que el resto del pavimento será retirado. Se enterrará el cableado y se renovarán las canalizaciones de agua y los sumideros. También se cambiará la iluminación, que pasará a tener bombillas LED, y se renovará el mobiliario urbano.

Esta calle forma parte del Camino Inglés en su tramo inicial desde el puerto ferrolano y encara una nueva etapa después de haber estado cortada durante años por riesgos de derrumbe que obligaron a desviar la ruta por la paralela Benito Vicetto.

Otra obra con continuidad respecto al mandato anterior es la rehabilitación de Recimil. En este caso, se inicia la de los números 1 y 2 de la calle Ares. Tiene un coste de 282.885 euros y consiste en la intervención en las cubiertas, con la retirada de elementos afectados por insectos, humedad y hongos y la sustitución por una estructura aislante. En las fachadas se aplica un sistema de aislamiento SATE que recubre con paneles el exterior y mejora la eficiencia energética. Con esta misma intención se sustituirá la carpintería de aluminio de las ventanas. Además de la mejora en las envolventes, se incluyen otras actuaciones, como la reconstrucción de las chimeneas originales, la mejora de la ventilación y de la iluminación natural o la instalación de una antena colectiva.

Aparcamiento en el hospital
Otra obra con años de recorrido y que puede comenzar en los próximos días es la del aparcamiento del CHUF. El proyecto, adjudicado por 241.300 euros, incluye el acondicionamiento de parte de una parcela de propiedad municipal entre el Arquitecto Marcide y el Hospital Naval. El acceso se realizará por la calle Irmandade de Doadores de Sangue, que precisamente ha perdido numerosas plazas de estacionamiento libre debido a las obras de remodelación del hospital.

Se habilitarán 123 plazas de aparcamiento, incluyendo cuatro reservadas para personas con movilidad reducida. Serán espacios anchos, para facilitar el acceso a los vehículos, y también se delimitarán pasarelas peatonales. Habrá árboles y se prevé que en el futuro pueda unirse con una senda hacia el Naval.

Comentarios