miércoles 21.08.2019

Trabajadores del naval y diferentes colectivos an violentamente en el Concello y fuerzan la suspensión del pleno

En el forcejeo para cruzar la puerta exterior del consistorio los trabajadores rompieron un cristal. Momentos después se repetía en el pleno la escena del pasado 25 de abril y en poco tiempo la sesión se suspendió.

protesta en el pleno del Concello de Ferrol
protesta en el pleno del Concello de Ferrol

Los trabajadores del naval entraron esta tarde en el Concello de Ferrol por la fuerza, aprovechando que pasaban a su interior los concejales socialistas Ramón Veloso y Vicente Irisarri, si bien en el forcejeo se produjo la rotura de un cristal. Los operarios subieron la escalinata y entraron también al salón de pleno, donde poco después se repetían las escenas del pasado 25 de abril. La corporación ocupó sus asientos, pero en unos minutos se suspendió la sesión en medio de los gritos y los insultos del público.

El pleno de Ferrol se suspendió nuevamente por las protestas ciudadanas. Al igual que pasó el pasado mes de abril, el alcalde, José Manuel Rey, se vio obligado a tomar esta decisión ante las encendidas protestas del medio millar de personas que, en representación de diferentes colectivos, acudieron al salón plenario. Quince minutos bastaron para que el gobierno local declinase la posibilidad de celebrar la sesión, que tendrá lugar previsiblemente, el próximo lunes a primera hora de la mañana.

Las protestas comenzaron media hora antes. Trabajadores del naval, representantes de la plataforma Stop Desafiuzamentos, opositores a los cambios en la ley del aborto y afectados por las preferentes esperaban a la entrada del Concello para entrar en el pleno. La puerta principal estaba cerrada a cal y canto, lo que desató las iras de los manifestantes. Tras varios intentos de acceder al edificio, el colectivo aprovechó la entrada de algunos representantes de la corporación para entrar.

Ante la avalancha de gente y los forcejeos con la policía que impedía el paso a los protestantes, uno de los agentes resultó herido tras la rotura de uno de los cristales de la puerta. Fue el momento en el que los asistentes aprovecharon para subir al salón de plenos, increpando al PP y gritando consignas como “O amigo de Marcial, afunde ao naval” , exigiendo la dimisión del alcalde y pidiendo la construcción del dique flotante. Ya en las escaleras del Palacio Municipal y a la espera de entrar en el pleno, algunos asistentes increparon al presidente de la Diputación, Diego Calvo, con el que se llegó a producir algún forcejeo a su llegada al pleno.

Una vez que la corporación local entró en el salón de plenos continuaron los insultos y las consignas, así como la petición de la dimisión del alcalde. Tras una reunión con los portavoces, Rey Varela decisió suspender la sesión.

Comentarios