domingo 15.12.2019

Los fondos del Archivo Naval ya pueden consultarse en su nueva sede, el Palacio de Capitanía

Con un retraso de casi tres años sobre el calendario inicial –del año 2007–, el Palacio de Capitanía es oficialmente desde ayer la nueva sede del Archivo Naval de Ferrol.
inaguración archivo naval en capitanía
inaguración archivo naval en capitanía

Con un retraso de casi tres años sobre el calendario inicial –del año 2007–, el Palacio de Capitanía es oficialmente desde ayer la nueva sede del Archivo Naval de Ferrol. En un acto sencillo que contó con la presencia de diversas autoridades militares, en su mayoría destinadas en la ciudad, y civiles, como el alcalde, José Manuel Rey; el presidente de la Diputación de A Coruña, Diego Calvo, los concejales de Cultura, Reyes García-Hurtado, y Educación, Susana Martínez, o el decano de la Facultad de Humanidades, Manuel Recuero, el almirante jefe del Arsenal, Manuel Garat Caramé, inauguró las nuevas instalaciones del Archivo, localizadas en el sótano y parte de la planta baja del inmueble.

El almirante jefe del Arsenal señaló que la voluntad de la Armada es “vivir en Ferrol”

Garat, que desde su toma de posesión como máximo responsable del recinto militar a comienzos de octubre priorizó desbloquear esta reforma, paralizada desde hace más de un año, reconoció en su intervención que, pese a no tratarse de la inauguración de “unas grandes instalaciones desde el punto de vista material”, le concedía una “gran importancia” porque con este “modesto acto” la Armada, dijo, recupera con la habilitación de parte del inmueble “su presencia dentro del sello urbano de Ferrol”, poniendo a disposición del público en general los fondos documentales de la Armada.

En ese sentido, el almirante jefe del Arsenal aseguró que esta apertura “no deja de ser un acto más de permeabilidad entre la Armada y Ferrol”, imbricación que, aseguró, siempre ha habido “porque todos nosotros nos sentimos ferrolanos, estamos en Ferrol y vivimos en Ferrol, que es nuestra ciudad”. “Este acto”, continuó, “no quiere más que hacer patente la voluntad de la Armada por vivir en Ferrol”.

Garat Caramé se refirió también a las dificultades económicas del momento, que han reducido considerablemente los recursos de la Armada. “Son pocos”, apuntó, “pero nuestra voluntad para luchar contra la crisis es mucha”. “No podíamos”, añadió, “cruzarnos de brazos, así que pensamos que había que reconsiderar las cosas y mediante pequeñas aportaciones culminar lo que habíamos iniciado. La voluntad es el recurso más necesario y el que nunca nos va a faltar”.

intervención

La intervención, que deberá completarse en sucesivas fases, ha consistido en la habilitación de cuatro despachos para el personal del Archivo y una sala de consulta para el público interesado, así como otros huecos para albergar los fondos documentales más demandados, es decir, los relativos a la década de los años 30 y 40 del siglo pasado y finales del XVIII y comienzos del XIX. Así lo explicó el director del Órgano de Historia y Cultura Naval y responsable de los diferentes archivos y museos de la Armada, José Antonio González Carrión, que destacó la variedad de los fondos de este archivo intermedio pero histórico por su longevidad. “Hay expedientes personales de los siglos XVIII a XX, documentación sobre las unidades de la Armada, naufragios, etc.”

La nueva sede del Archivo mantendrá el horario matutino de consulta, pero González Carrión incidió en la posibilidad de utilizar las nuevas tecnologías no solo para tramitar la petición, sino incluso para recibir la documentación solicitada sin la necesidad de presentarse en el Palacio de Capitanía. Para ello, los interesados deben escribir al correo electrónico [email protected] El responsable de los archivos navales de la Armada adelantó también que su objetivo es incrementar en cinco personas el número de trabajadores del de Ferrol, pasando de los diez actuales a quince.

El traslado de los fondos documentales ya ha comenzado y la idea, explicó González Carrión, es “ir acomodándolos todos en estas instalaciones”. En ese sentido, “se están haciendo obras de adecuación para traer el resto de los fondos, aunque no será de hoy para mañana”, advirtió. “Estos fondos”, concluyó, “son patrimonio de la Armada y, por lo tanto, del Estado”.

El almirante jefe del Arsenal se pronunció también sobre la apertura al público de diferentes espacios nobles del inmueble, una posibilidad que, dijo, “existe” pero que todavía ha de madurarse, pues la actuación requiere de personal y, sobre todo, de un estudio sobre de qué modo mostrar el palacio.

Comentarios