martes 31.03.2020

Localizado un conductor que se dio a la fuga tras sufrir una colisión

El hombre admitió a la Policía Local que se había marchado del lugar del choque porque había consumido alcohol
El conductor fue interceptado por la policía en las inmediaciones del colegio Valle Inclán, en la carretera de Xoane | d. alexandre
El conductor fue interceptado por la policía en las inmediaciones del colegio Valle Inclán, en la carretera de Xoane | d. alexandre

La Policía Local de Ferrol localizó la pasada madrugada a un vecino de la ciudad naval que se había dado a la fuga tras protagonizar un accidente de tráfico apenas unos minutos antes.

Según informaron fuentes municipales, el incidente tuvo lugar pasadas las 06.00 horas en el barrio de A Magdalena. Al parecer, un habitante de la zona alertó a las autoridades de que un vehículo había colisionado con el suyo, que se encontraba aparcado en la confluencia de las calles Rochel y Españoleto, en la parte trasera del colegio Compañía de María. Tras el impacto, relató el damnificado, el conductor del turismo, que “presentaba signos evidentes de estar bébedo”, se marchó del lugar sin alertar a las autoridades ni dejar sus datos.

Los funcionarios municipales se desplazaron entonces al lugar del suceso para comprobar los hechos, momento en el que se recibió un segundo aviso alertando de la posible localización del presunto culpable.

Las mismas fuentes municipales apuntaron que, minutos después de que los agentes llegasen al lugar del incidente, varios vecinos del área de Xoane llamaron al 092 para denunciar la presencia en los alrededores del colegio Valle Inclán de un vehículo circulando sin un neumático por el centro de la calzada –daños que muestran el alcance real del accidente–.

De este modo, varias patrullas de la Policía Local se desplazaron al vial DP-3603, donde lograron interceptar al conductor en un punto cercano al mencionado centro escolar. El propio acusado, al ser cuestionado por los agentes, reconoció ser el causante del accidente, admitiendo que se había dado a la fuga porque había bebido.

Tras esto, los policías comprobaron sus datos, descubriendo que carecía del permiso de circulación en vigor, además de practicársele la prueba de alcoholemia, que arrojó un resultado de 0,80 miligramos de alcohol por litro de aire, triplicando el máximo permitido por la legislación vigente.

Desde las redes sociales, la Policía Local de Ferrol avisó de este incidente, recordando que se trataba de una práctica “insolidaria” y que siempre se termina localizando al culpable.

Comentarios