Domingo 26.05.2019

Las intensas lluvias no logran frenar las celebraciones del 10 de marzo

La ciudad naval acogió ayer multitud de homenajes en conmemoración del Día de la Clase Obrera Gallega

Homenaje institucional frente al monolito del 10 de Marzo  | daniel alexandre
Homenaje institucional frente al monolito del 10 de Marzo | daniel alexandre

Las intensas lluvias registradas durante la mañana de ayer no lograron frenar las múltiples celebraciones del Día de la Clase Obrera Gallega organizadas a lo largo de toda la ciudad. Las diferentes organizaciones sindicales habían advertido de la necesidad de seguir adelante con estos eventos, dada la actual situación del sector industrial en la comarca –con mención especial a los trabajadores despedidos de Poligal y la huelga nacional de los empleados de Endesa–, no viéndose mermada la participación a pesar de la meteorología.

El primer acto de homenaje tuvo lugar en torno a las 10.30 horas junto a la placa en memoria de Julio Germán Aneiros Fernández, situada en la calle que lleva su nombre del área del Bertón. La ofrenda floral en honor del político y sindicalista gravemente herido de un disparo durante los enfrentamientos de marzo de 1972, estuvo presidida por el alcalde, Jorge Suárez, y diversos miembros de las formaciones municipales Ferrol en Común y PSdeG.

Apenas 30 minutos más tarde, a poco más de 700 metros, en el monumento “Dez de Marzo” del barrio de Recimil, fue celebrado el acto institucional en honor de los caídos y represaliados tras las revueltas de los astilleros. En esta ocasión participaron representantes de todas las formaciones de la corporación, que colocaron flores bajo la estatua con la forma de la bandera de Galicia. Tras la celebración, que concluyó con el himno gallego, el alcalde, Jorge Suárez, señaló durante su intervención ante los medios que “é importante recordar, lembrar a xente como Julio Aneiros, que pasaron moitas penurias, represión, cadea, afastados das súas familias por unha loita colectiva e xusta por uns dereitos que hoxe estamos disfrutando”. Suárez puntualizó, además, que “temos que ter sempre presente que iso pode volver a acontecer agora que a ultradereita volve a tomar posicións”.

Por su parte, la diputada de En Marea, Yolanda Díaz, presente también en el acto, quiso destacar que “diante da decisión tomada polo Goberno de Pedro Sánchez de non derogar a reforma laboral do Partido Popular, denunciar que isto é un grave fraude para as traballadoras e traballadores do noso país, en primeiro lugar porque era un mandato que tiñan no seu programa electoral; en segundo lugar porque tiñan un acordo orzamentario con nós; e en terceiro lugar porque é imposible acaiar a precariedade laboral mantendo esa reforma”.

Unai Sordo, secretario general del sindicato CCOO, que también participó en el homenaje, se mostró preocupado por la existencia de “un cuestionamiento en los últimos diez años muy importante de los derechos laborales y sociales conseguidos durante muchos años de pelea y de lucha organizada de la clase trabajadora. Desde otra perspectiva sigue siendo necesaria la organización colectiva de la gente, los sindicatos tenemos un papel fundamental para reforzar los derechos laborales y tenemos que integrar y dar respuesta a las nuevas demandas sociales de las personas, como las mujeres, que están protagonizando una movilización histórica en la historia de España y que evidentemente tienen en el marco laboral y sindical un papel protagonista y determinante que jugar”.

Tras este homenaje, los miembros del sindicato CCOO iniciaron una manifestación por las calles de la ciudad con rumbo a la plaza de Amboage mientras, paralelamente, los representantes y afiliados de la CIG y de empresas como Poligal o el sector de las Ambulancias, presentaron sus respetos en el monumento del barrio de Recimil. Al grito de “Amador, Daniel, a loita continúa”, los miembros de las entidades reafirmaron su compromiso con la clase obrera, reproduciendo después el himno de La Internacional y emprender su propia marcha, en este caso hacia el Cantón de Molíns –donde, posteriormente, celebraron una churrascada de confraternización–.

El secretario general de la CIG, Paulo Carril, criticó también durante el acto la vigencia de la reforma laboral del anterior Ejecutivo, destacando que “están a provocar un aumento na precariedade, na pobreza laboral, unha caída importante nos salarios e unha temporalidade insoportable”. Carril puso especial énfasis en el caso de Galicia, donde, asegura, “estase a vivir unha profunda crise industrial, especialmente no norte, con casos como Alcoa, Ferroatlántica ou Poligal, que demostran ata onde, as políticas económicas que se fan, o afán de centralización, de españolización das relacións laborais, tamén teñen como consecuencia a incapacidade de políticas para poñer en marcha medidas para desenvolver os nosos sectores económicos”.

Una vez terminados estos homenajes, pasadas las 13.00 horas, se celebraron en el centro cultural Torrente Ballester los premios “Dez de Marzal”, que este año galardonaron la trayectoria de los políticos y representantes sindicales Hortensia Álvarez, Xan López y Melchor Roel –fallecido el año pasado–. La gala, que contó con la presencia de representantes de la corporación municipal y de la secretaria xeral de Emprego, Covadonga Toca, ofreció una visión muy emotiva de los homenajeados, con una proyección de fotografías de sus historias y una entrega de galardones en la que no faltó la reivindicación de todos los derechos laborales.

Comentarios