Jueves 27.06.2019

El informe de la investigación sobre la “Helge Ingstad” se conocerá en otoño

Navantia ya ha descartado fallos estructurales o de diseño como causas del rápido hundimiento

Noruega reflotó la fragata – en primer plano bajo las aguas–a finales de febrero último, momento que recoge la imagen | EFE
Noruega reflotó la fragata – en primer plano bajo las aguas–a finales de febrero último, momento que recoge la imagen | EFE

La investigación policial que trata de aclarar las causas por las que la fragata noruega “Helge Ingstad” colisionó con el petrolero “Sola TS”, en noviembre del pasado año, no se conocerán previsiblemente hasta el próximo otoño, según fuentes adscritas al proceso.

Aunque Navantia, que construyó la serie de cinco unidades a la que pertenece la siniestrada, ya ha descartado cualquier fallo en tanto en el diseño del buque como de carácter estructural que propiciase su rápido hundimiento, la resolución policial contribuiría a despejar toda duda sobre la constructora naval pública española. Máxime en un momento en que la compañía ha visto cómo se afianzaban sus expectativas en la adjudicación de contratos internacionales, como es el caso de los abiertos por EEUU y Reino Unido para el diseño de una nueva serie de navíos.

Tribunales
La policía noruega ha justificado en parte el retraso en la investigación y sus posteriores conclusiones aduciendo que la apertura del periodo vacacional en el país nórdico afectará a su desarrollo.

Las causas del accidente continúan sin estar claras. Aunque la Armada noruega ve en la maniobra del petrolero la razón de la colisión, la compañía propietaria del barco ya ha confirmado que recurrirá a los tribunales, toda vez que ve en un fallo humano de la tripulación de la “Helge Ingstad” los motivos que motivaron el impacto y posterior hundimiento.

De las conclusiones de la investigación policial dependerá también que este estamento presente o no cargos relacionados con la colisión.

Por el momento, los responsables policiales han asegurado que cumplirán sus propias directrices en relación con el informe, que establecía un plazo máximo de doce meses a contar desde el hundimiento de la moderna unidad.

Antecedentes
Cabe recordar que España estuvo ausente, por motivos burocráticos, como parte interesada en el proceso de recreación del accidente que trataba de conocer los motivos por los que se produjo. 

El 8 de noviembre del pasado año, la “Helge Ingstad” colisionó con el petrolero “Sola TS” a la entrada de un fiordo próximo a Bergen. Tras aproximarse a la costa para asegurar la flotabilidad, el buque inició una lenta escora que acabó con su hundimiento. 

Durante los tres meses siguientes, este permaneció bajo las aguas hasta que fue rescatado. La operación supuso un desembolso de 6,5 millones de euros y, una vez inspeccionado el buque, la Armada noruega descartó su reparación y puesta de nuevo en servicio por sus elevados costes. 

El destino final de la “Helge Ingstad” será el desmantelamiento con el fin de que sus piezas sirvan a su vez como recambios de los restantes cuatro buques gemelos.

Comentarios