• Domingo, 21 de Octubre de 2018

La inestable primavera juega en contra de los productos del campo

El tiempo revuelto e inusual de esta primavera afecta no solo al carácter de las personas, sino también a las cosechas.

La inestable primavera juega en contra de los productos del campo
Ángela del Río, socia fundadora de Covas Vegetal, recoge las acelgas estropeadas por la humedad | jorge meis
Ángela del Río, socia fundadora de Covas Vegetal, recoge las acelgas estropeadas por la humedad | jorge meis

El tiempo revuelto e inusual de esta primavera afecta no solo al carácter de las personas, sino también a las cosechas. El hecho de que hubiesen caído tantas precipitaciones –en lo que va de junio ya llovió más que en el mismo mes del pasado año– provoca que la producción de vegetales se haya retrasado. “Los tomates no maduran y la espinaca y las acelgas se estropearon porque tanta agua no les viene bien”, indican desde la empresa Covas Vegetal .

Su producción es tanto de huerto como de invernadero, por lo que los productos que se encuentran dentro de este último no tienen tantos problemas para salir adelante. Sus clientes –hacen repartos a domicilio– notan esta “locura climatológica” ya que, a diferencia del año pasado, “donde hizo mucho calor y teníamos mucho pimiento y judía”, este año aún se puede llenar la cesta de la compra con productos atípicos para esta época; “estamos vendiendo aún cosas de invierno como navizas y repollos”, aseguran desde la empresa ubicada en el lugar de Rajón.

Hongos
Muchos particulares también se quejan de que muchos pimientos y cebollas se pudren por la humedad y frío inusuales de esta temporada, así como las frutas de temporada –las de hueso– que, debido a que en el tiempo de floración hizo frío, su presencia en los mercados se produjo de manera paulatina. 


La aparición de hongos también es algo que preocupa y mucho a los productores. “Está siendo un año complicado. Nosotros tenemos buena parte de los viñedos afectados por el mildio, aunque aplicamos tratamientos preventivos desde hace meses”, indican desde las Bodegas El Paraguas –Esmelle–, al mismo tiempo que aseguran que “lo único bueno de todo esto es que los racimos aún no han estallado por lo que las malas noticias aún no son definitivas”. “La naturaleza es el tercer socio y hay años que cobra más cara su parte. Pero a nosotros las campañas difíciles son las que más nos motivan porque luego el esfuerzo se nota en la calidad del vino”, comentan desde la empresa; “no son tiempos fáciles, pero tampoco son definitivos”, insisten.

Según las previsiones de Meteogalicia, para la próxima semana se espera que el viento coja dirección nordés, por lo que la probabilidad de lluvia será baja (un 20%). Las temperaturas irán en progresivo ascenso, llegando a alcanzarse los 25 grados –miércoles–, registrándose al fin valores propios de la época.