Jueves 27.06.2019

El Igape traslada a la plantilla de Poligal el interés de dos inversores

Los trabajadores siguen a la espera de que se despeje su futuro y continuarán con las movilizaciones

Los representantes sindicales informaron de la reunión con el Igape a los trabajadores en la tarde de ayer | DANIEL ALEXANDRE
Los representantes sindicales informaron de la reunión con el Igape a los trabajadores en la tarde de ayer | DANIEL ALEXANDRE

El Instituto Galego de Promoción Económica ha comunicado a los trabajadores de Poligal que existen dos posibles inversores para la planta naronesa. Así lo explicaban ayer los representantes sindicales, después de haberse reu-nido con responsables del Igape, al tiempo que mostraban su desconcierto ante la situación, pues no conocen los nombres de esos compradores ni hay fecha para que visiten la planta. “Dijeron que eran dos, un grupo industrial de aquí de España y un grupo inversor y que iban a hablar con el adminsitrador concursal para ponerse con él de acuerdo y que alguno que ha mostrado interés en conocer la fábrica viniera a ella”, explicaba Rafael Souto (UGT), presidente del comité de empresa.


Mientras esperan, el procedimiento de cierre sigue su curso, con 112 despidos en el marco de un expediente de regulación de empleo extintivo al que ya han dado el visto bueno los trabajadores. Recibirán indemnizaciones de 28 días por año y un máximo de 20 mensualidades. “Nosotros estamos esperando a que el juez dicte el auto. Hasta que no firme no estaremos fuera y seguiremos asistiendo al centro de trabajo como siempre. Esperemos que el juez le dé para atrás pero va a ser complicado”, añadió Souto.

Paula Alves, responsable del sector químico, textil y de artes gráficas de UGT-Galicia, aseguró que continuarán con las movilizaciones. “Contábamos con que hoy hubiera una fecha porque nos habían dicho que en los primeros 15 días de junio vendría a visitar la fábrica algún inversor y no ha sido así. Salimos de la reunión y seguimos sin fecha y sin saber cuáles son los inversores. Mantendremos la mesa con el Igape [la próxima reunión es el 26] pero también seguiremos movilizándonos y haciendo lo que corresponda a la parte social para que esto se agilice”, afirmó.

El representante de la CIG, Bernardo Cabaleiro, expresó el sentimiento de abandono que sienten los trabajadores por parte de las administraciones. “Ata hoxe non temos noticias do Ministerio nin tampouco por parte do delegado do goberno, que tentou facer unha xestión. Non existe unha coordinación coa Xunta nin tampouco nos trasladaron información a pesar de que foron eles os que se ofreceron a facelo”.

Manel Grandal, secretario comarcal de la CIG, calificó la situación de “esperpéntica” y culpó a las administraciones de no haber presionado lo suficiente a la empresa. “A Xunta, que é a responsable da política industrial deste país, tennos nesta situación: a empresa pechada e os traballdores e traballadoras esperando o auto dun xuíz”. Grandal habló de maltrato a la comarca y comparó la situación con la de los trabajadores de Alcoa. “Eles si saben cales son os inversores, por que ten que ser esta unha cuestión secreta?”, afirmó. “Témome, e quero equivocarme, que o que están é dandolle voltas á perdiz a ver se nos cansamos e nos vamos para a a casa”.


Priorizar las visitas
Desde la Consellería de Industria asumen el compromiso de priorizar las visitas de posibles inversores a las instalaciones de la empresa, aunque no han concretado ni cuántos son estos ni en qué fechas vendrían.

Informan de que trasladarán al administrador concursal la petición del comité de que la venta de Poligal se haga como una única unidad productiva. También buscarán alternativas para recolocar a los trabajadores, aunque sea en otro sector industrial.

Dos frentes
La situación de los trabajadores de Poligal atiende a dos frentes distintos. Por una parte está el ERE extintivo, acordado hace unos días y con el que consiguieron mejorar las condiciones del despido y evitar acudir al Fondo de Garantía Salarial, lo que recortaría sus indemnizaciones.


Al mismo tiempo, presionan para que se dé viabilidad a la planta naronesa y que, en el caso de que se reanude la actividad, en el sector del film de polipropileno o en otro ámbito industrial, tengan prioridad de incorporación los actuales trabajadores. Esperan que esto pueda hacerse antes de que se firme el ERE.

Comentarios