lll

Recibe cada mañana las últimas noticias. REGISTRARME

Recibe las noticias desde Telegram. ÚNETE

La huelga del transporte alcanza su séptima jornada con efectos notorios

Solo dos puestos de la nave del pescado de la plaza de abastos ferrolana abrieron ayer al público | cedida

Séptima jornada de huelga en el sector del transporte y los efectos en la comarca son ya evidentes. Las imágenes de expositores vacíos en las grandes superficies comerciales, sobre todo en lo que a fruta, verduras y productos lácteos se refiere, son la tónica de las últimas jornadas. También falta producto fresco, como ayer se podía constatar en la nave del pescado del mercado de la Magdalena donde solo había dos puestos abiertos.


La fábrica de Leche Celta, en Pontedeme, preveía también este fin de semana el desabastecimiento en la entrada de leche cruda a la planta. Según informaron fuentes sindicales se esperaba la interrupción del suministro ya que los transportistas ya no iban a recoger el productos a los ganaderos durante este fin de semana. Sin embargo aseguran que la empresa, que da trabajo a 170 personas, tiene “los almacenes llenos y la cámara de frío también”.


Mientras, en Río do Pozo, el colectivo de transportistas mantiene el pulso con la vista puesta en la reunión que el Gobierno central mantendrá mañana con el departamento de mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC). “No estamos contentos del seguimiento que se está haciendo de la huelga”, indicaba ayer Antonio Otero en representación del colectivo, “sectores profesionales como los taxistas, no se nos han unido, como sí hicieron en otras comunidades autónomas”, explicaba. Piden a la ciudadanía que los respalden y se reivindican como un “sector principal del que depende todo”, como se está demostrando estos días. “En la pandemia fuimos los únicos que seguimos en la calle en unas condiciones penosas, conduciendo durante 15 horas y teniendo que dormir en la cabina, sin poder ducharnos y comiendo un bocadillo la mayor parte de los días”, recuerdan, a la vez que lamentan el poco respaldo que hoy les presta la sociedad, a una reivindicación –la subida de los carburantes– “que nos afecta a todos”.


El BNG por su parte acaba de presentar una batería de propuestas, tanto en el Congreso de los diputados como en el Parlamento gallego, instando tanto al gobierno del estado como a la Xunta a actuar de inmediato sobre los efectos más urgentes de la actual crisis bajando el impuesto de hidrocarburos, suprimiendo peajes, modificando el sistema de fijación del precio de la electricidad o articulando medidas para el cumplimiento de la ley de cadena alimentaria garantizando la cobertura de los costes de producción, entre otros:


“O BNG ten impulsado propostas para mellorar o financiamento do noso autogoberno; propostas para aumentar o gasto en I+D+i até o 2,5% do PIB galego que impulse un modelo de crecemento baseado no coñecemento e nos produtos de alto valor engadido”, recuerda el diputado de la comarca Mon Fernández.

La huelga del transporte alcanza su séptima jornada con efectos notorios

Te puede interesar