jueves 28/1/21

La hostelería y el ocio nocturno piden apoyo de las administraciones locales

El colectivo afirma sentirse ahogado ante unas restricciones que define como “improvisadas”
Unos dos centenares de personas, entre profesionales y simpatizantes, se concentraron ayer frente al Concello de Ferrol
Unos dos centenares de personas, entre profesionales y simpatizantes, se concentraron ayer frente al Concello de Ferrol

El sector de la hostelería y del ocio nocturno vuelve al centro del debate de las restricciones de la pandemia tras entrar en vigor las últimas medidas de la administración autonómica para tratar de contener la expansión del virus. Ayer, pasadas las doce del mediodía, dos centenares de personas, entre profesionales y simpatizantes, se concentraron ante el edificio consistorial de Ferrol como protesta por unas condiciones que definen de “improvisadas”, una movilización convocada desde las redes sociales y que en un principio también se iba a hacer en A Coruña.

“Parece que cada vez que hay un rebrote lo primero que hacen es cerrar los bares y estamos en desacuerdo con esto; lo que necesitamos es un poco más de apoyo”, denunció Emilio Vázquez Rey, presidente de la Asociación de Empresarios de Hostelería de Ferrol y Comarca. Vázquez criticó durante la protesta unas decisiones “que se están tomando de un día para otro” y que “nos están haciendo mucho daño”.

Campaña navideña

Además de las medidas concretas tomadas de cara a los próximos días, desde la asociación se muestran preocupados por la evolución de la pandemia –y, en consecuencia, las futuras restricciones que se puedan llegar a tomar– de cara a la temporada navideña.

“Nos estamos cargando las navidades por adelantado”, se lamentó Emilio Vázquez, apuntando que “ya sabemos que vamos a llegar a fin de año pobres, pero queremos llegar al menos un poco más vivos, porque necesitamos una estabilidad y una tranquilidad para nuestros negocios y empleados”. “Nosotros queremos volver a la normalidad, porque esto no es normalidad ni es nada”.

Paliar los gastos

Desde el colectivo se solicita “hablar con los políticos” para que comprendan su situación “y no se descarte ningún tipo de apoyo, como ayudas como las que se tuvieron en un primer momento”. Y es que los profesionales se encuentran afrontando gastos que no pueden asumir al no tener actividad. “Pedimos que no se improvise; está claro que cerrar los bares es facilísimo, es la segunda vez que nos pasa y no estamos libres de que, a partir del día 14 volvamos a confinarnos”.

En este sentido, el colectivo se muestra favorable a tomar medidas que impliquen un cierre más directo, como un nuevo confinamiento durante varias semanas, pero que a su vez cuente con ayudas para paliar los “gastos fijos” de los negocios que a día de hoy están enfrentando.

Sin apoyo administrativo

Por otra parte, el hostelero Pablo Cabrera, uno de los convocantes de la protesta, aclaró en declaraciones a los medios que el colectivo “no es que quiera ayudas”, pero que “si no nos dejan trabajar no podemos pagar facturas”.

El profesional, que regenta un bar de la calle Magdalena, se lamentó de la falta de apoyo administrativo, denunciando que el sector no puede lidiar “con este sinvivir de normas que entran de repente y no dejan maniobrar” y que, de no aportarse soluciones, “vamos a cerrar todos”. l

Comentarios