• Martes, 23 de Octubre de 2018

El grupo de networking BNI Albatros ya despunta a nivel autonómico y estatal

El grupo empresarial de networking BNI Albatros cumplirá en poco menos de dos meses su primer año de existencia y ya se ha posicionado como uno de los mejores dentro de las franquicias a nivel autonómico y nacional.

El grupo de networking BNI Albatros ya despunta a nivel autonómico y estatal
Una de las reuniones que celebra semanalmente el grupo	bni albatros
Una de las reuniones que celebra semanalmente el grupo bni albatros

El grupo empresarial de networking BNI Albatros cumplirá en poco menos de dos meses su primer año de existencia y ya se ha posicionado como uno de los mejores dentro de las franquicias a nivel autonómico y nacional.
Su directora y consultora, Elena Vázquez –gerente de la inmobiliaria La Vivienda–, considera destacable que en un contexto como el de Ferrol, la organización haya conseguido generar un volumen de negocio cerrado –solo por las interacciones entre sus miembros– de más de 800.000 euros en unos diez meses. Y lo que todavía resulta más satisfactorio, según la responsable, es que el 95% de los miembros hayan solicitado su renovación para el próximo ejercicio.
“Eso no quiere decir que se les vaya a conceder a todos”, matiza. Y es que las estrictas normas de los grupos BNI a nivel mundial son parte de su idiosincrasia. “Se pide el máximo compromiso a los empresarios, sea cual sea el tamaño de su compañía”, pero asegura que los resultados llegan. Este grupo se reúne semanalmente, todas las semanas del año sin excepción, a las siete de la mañana –otra prueba de compromiso– para realizar diferentes dinámicas. El principal objetivo es generar sinergias entre los miembros y crear una red laboral que ayude al crecimiento de todos ellos. “Más allá de generar negocio, nos interesan las relaciones laborales que se crean y que, de una forma u otra, nos ayudan en el día a día de nuestros negocios”, indica Elena.
Un comité será el encargado de valorar qué miembros pueden continuar y cuáles no, dependiendo del volumen de negocio que hayan generado, de su asistencia o de la calidad de referencias que hayan aportado.
Fruto de estas reuniones de trabajo, en las que cada miembro expone sus dudas, sus propósitos y sus inquietudes, han surgido algunos proyectos interesantes, como el que lleva a cabo la propia Elena, con un arquitecto y un abogado del grupo. Pretenden aunar fortalezas y oportunidades para reflotar los pisos vacíos de A Magdalena y facilitar a dueños de inmuebles y nuevos inquilinos la tarea de hacer una reforma y mudarse al centro.

Plataformas
Como este han surgido e irán surgiendo otros, pronostica la directora de BNI Albatros. Pero estas interacciones no se están dando solo entre los miembros del grupo, sino que el ánimo por intercambiar conocimientos y experiencias va más allá de BNI, y ya han comenzado a establecer contacto –ahora que tienen la suficiente entidad– con otras plataformas empresariales de la comarca, como es el caso de AJE Ferrolterra. “Al final se trata de aprender unos de otros, los grandes de los pequeños y los nuevos de los veteranos. Todos tenemos cosas que aportar”, señala Elena Vázquez.
El formato, exportado de los Estados Unidos, es novedoso en España, pero ya cuenta con 23 agrupaciones solo en Galicia. “Estamos lejos de las facturaciones de Lugo –4 millones de euros–, pero en este segundo año nuestro volumen de negocio se disparará”, augura la directora.
Los interesados en unirse a esta organización, serán bienvenidos en sus reuniones de carácter semanal.