domingo 05.07.2020

Futuro “incierto” de la Banda Ferrolá de Música ante su precaria situación

La formación, que responsabiliza al Concello de Ferrol de la problemática, denuncia que llevan desde mayo sin percibir ningunha compensación económica
Imagen de la Banda Ferrolá de Música en uno de los conciertos ofrecidos en el Auditorio de Caranza | jorge meis
Imagen de la Banda Ferrolá de Música en uno de los conciertos ofrecidos en el Auditorio de Caranza | jorge meis

“El futuro de la Banda Municipal es incierto”. Lo dicen sus propios integrantes, un total de cuarenta músicos que han roto el silencio mantenido “durante mucho tiempo” para denunciar públicamente la precaria situación por la que atraviesa la agrupación musical ferrolana.

Aseguran que la formación “no percibe ningunha compensación económica” –esta se cifra entre los 200 y 250 euros mensuales– desde mayo, a pesar del cumplimiento puntual del trabajo y sin haber recibido respuesta del Concello a las “insistentes instancias” de los músicos. Lamentan asimismo que, después de muchos años de estudio y dedicación, no sean reconocidos “en condiciones de igualdad con respecto a cualquier otro trabajador”.

Cansados de esta situación, que se ha prolongado en el tiempo, han decidido recurrir a la vía judicial para exigir la “laboralización” de los músicos. El juicio se celebrará el próximo 18 de noviembre.

Condiciones

La Banda Ferrolá de Música, fundada en el año 2001 por el Concello de Ferrol y dirigida por Narciso Pillo, responsabiliza de sus condiciones laborales a la administración local de la que depende. Tal y como explican en un comunicado, los músicos, la mayoría graduados superiores y con amplia experiencia, son seleccionados por convocatoria pública. “Ningún músico dispone de contrato ni cobertura de la Seguridad Social”, critican, por lo que no existen vacaciones, permisos, bajas por enfermedad ni “derechos laborales de ninguna clase”.

La remuneración estipulada –que no cobran desde mayo– se percibe en concepto de “beca permanente”, con antigüedad en algunos casos superior a diez años, y “sin ningunha puntualidad”.

Conciertos

El trabajo que desempeñan, destacan, es similar al de otras bandas profesionales de música municipales, ensayando semanalmente para ofrecer los ciclos de conciertos mensuales que vinieron ofreciendo tanto en la temporada de invierno como en la de verano así como otras actuaciones que año tras año formaron parte de su calendario habitual, en eventos de la ciudad.

Otra de las cuestiones sobre las que manifiestan sus quejas tiene que ver con la “poca antelación” con la que el Ayuntamiento  demanda los servicios de la banda, “ocasionando problemas para el desempeño de nuestro trabajo”, apuntan.

Por todo ello han optado por hacer público su malestar a través de la campaña “Banda Ferrolá de Música en Loita” y por llevar a los tribunales una situación que pone en riesgo la continuidad de una agrupación que forma parte del patrimonio cultural de la ciudad ferrolana.

Comentarios