Lunes 18.02.2019

La firma de la orden de ejecución de las fragatas F-110 será en el mes de abril

La ministra Margarita Robles anunció que el contrato se rubricará en el mes de mayo

La ministra, que ayer visitó el museo naval, presidirá hoy la entrega del “Furor” y visitará el Museo de la Construcción Naval | J.Meis
La ministra, que ayer visitó el museo naval, presidirá hoy la entrega del “Furor” y visitará el Museo de la Construcción Naval | J.Meis

Desde que el pasado diciembre se aprobó en el Consejo de Ministros el plan de inversiones que permitirá dotar a Navantia de carga de trabajo para los próximos diez años, la vista se puso en los plazos de cara a la firma del contrato para las F-110. La ministra de Defensa, Margarita Robles, visitó ayer Ferrol y se encargó de dilucidar esas dudas con un cronograma de fechas que tiene en el mes de abril el primer hito, con la firma de la orden de ejecución de las fragatas. En mayo se prevé la firma del contrato, para que a finales de 2025 pueda estar lista la primera de las F-110.

Antes de llegar a estas fechas, como explicó el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, es necesario realizar gestiones administrativas que hacen imposible una firma inmediata. De hecho, tendrá que pasar nuevamente por el Consejo de Ministros hasta en dos ocasiones tanto por cuestiones de prórroga presupuestaria como tras contar con el expediente administrativo para la negociación del contrato.

Más allá de los plazos, la ministra destacó la apuesta que esta actuación supone con Galicia y con Ferrol tanto para la industria como para la generación de puestos de trabajo –se estiman 8.000 en la ciudad naval–. Margarita Robles destacó el avance tecnológico de las nuevas F-110 comparándolas con “aeronaves espaciales” por su tecnología que supondrá, asimismo, la modernización de la Armada en ciencia y tecnología “de la que saldrán nuevos encargos para otros países”, afirmó la ministra.

El jefe del Estado Mayor de la Armada, almirante general Teodoro López, hizo hincapié en la importancia que supone la sustitución de las F-80 por las F-110, debido a su obsolescencia y destacó el papel de la fragata como buque clave de la Armada.
El salto cualitativo en cuanto a nuevas tecnologías queda de manifiesto en la incorporación de inteligencia artificial y supondrá, además, la renovación tecnológica del astillero.

Aunque el inicio de construcción de las fragatas, marcado con el corte de chapa, no se producirá hasta unos meses después del mes de mayo, fecha de la firma del contrato con Navantia, el almirante general explicó que la producción empieza al día siguiente de la firma, con actuaciones previas al desarrollo material de la fragata.

En este sentido, los programas tecnológicos ya están en marcha y se han invertido 135 millones en estos de modo que “cuando llegue el buque no existan problemas de integración”, explicó el jefe de Estado Mayor de la Armada.

El retorno económico que supondrá la construcción de las diez fragatas en las que se invertirán más de 4.000 millones de euros, se refleja en los datos aportados ayer en Ferrol y que afirman que por cada millón de euros que se facture en este proyecto se generan 17 millones.

Mientras que en la construcción de las pasadas F-100 el desarrollo nacional de las fragatas fue del 50%, los nuevos barcos para la Armada supondrán un 63%. El retorno de inversión, señalaron ayer las autoridades, alcanzará el 95% para la industria nacional, frente al 80% que se consiguió con las F-100, lo que supone un salto en el beneficio nacional.

Comentarios