lunes 22.07.2019

Ferrolterra acoge este verano a 25 niños llegados desde el Sáhara

El primer grupo vino el domingo y ayer por la noche aterrizaba un segundo avión con los demás

Foto de familia del primer grupo de saharauis que llegó a Ferrolterra, junto con sus familias de acogida
Foto de familia del primer grupo de saharauis que llegó a Ferrolterra, junto con sus familias de acogida

Ferrolterra acoge este verano a un total de 25 niños saharauis que pasarán los meses de julio y agosto alejados del rigor climático del desierto, en donde se llegan a alcanzar temperaturas por encima de los 50 grados centígrados. El programa Vacacións en Paz implica la llegada de dos aviones a Galicia, por mediación de Solidariedade Galega co Pobo Saharaui y con la colaboración de la Xunta de Galicia y de los municipios participantes. En total serán 330 niños y niñas los que estarán en Galicia hasta el 9 de septiembre. El primer avión llegaba el domingo por la mañana y el segundo tenía previsto su aterrizaje en la noche de ayer.

Los ayuntamientos de Ferrol y de Narón son quienes más acogen en el área de Ferrolterra. Son ocho y once niños, respectivamente. Habrá dos en Mugardos y otros dos en San Sadurniño mientras que Fene y As Pontes acogen a uno cada uno. En total, son 25 los que llegan a través de los convenios municipales, aunque el número puede ampliarse según las necesidades, ya a través exclusivamente de la asociación Sogaps. La llegada se hace de forma conjunta a Narón, a donde acuden las familias de acogida a recogerlos, para evitar a los niños más desplazamientos por la comarca después de haber realizado un viaje de más de 24 horas desde el desierto.

La presencia de estos niños en Galicia, a través de un programa que se realiza desde 1991, implica asistencia sanitaria y nutricional, además de ofrecer una alternativa de ocio y de tiempo libre a los pequeños, que, al tiempo, aprenden y perfeccionan dos nuevos idiomas. Tiene además esta propuesta una vertiente reivindicativa, puesto que es una forma de llamar la atención sobre el derecho de los saharauis a vivir en el Sáhara Occidental (territorio ocupado por Marruecos y reivindicado por la República Árabe Saharauí Democrática) y no en campamentos en el desierto en el que la supervivencia depende de la solidaridad extranjera. Otro de los objetivos es el de promover valores como la tolerancia y la solidaridad entre la sociedad gallega, facilitando la integración y la convivencia de todos los ciudadanos.

Los niños saharauis que se reparten por Ferrolterra tendrán diversas actividades programadas para que se encuentren y compartan experiencias con sus compatriotas. Se programan rutas turísticas, visitas a lugares que suelen impresionar a los más pequeños como la sede de los bomberos de Narón, o a museos como el de la Sociedade Galega de Historia Natural y también conocerán las especies marinas que pueblan la ría en la cofradía de Barallobre.

A esto se le unen jornadas de confraternización para los niños, con comida y juegos, y las familias acogedoras e incluso recepciones institucionales en los municipios en donde se alojan. Son además destinatarios de un importante impulso solidario y regresan a sus campamentos cargados de material escolar, medicinas y los objetos que necesiten para desarrollar su vida escolar y familiar con menos dificultades.

Comentarios