Los ferrolanos mantienen sus niveles de ahorro en el hogar y comida en cifras de 2009

La crisis y la falta de equiparación entre la subida del coste de la vida y los salarios en los últimos años ha llevado a los ferrolanos a cambiar sus hábitos de consumo.

Los ferrolanos mantienen sus niveles de ahorro en el hogar y comida en cifras de 2009
Un grupo de personas pasea por una calle comercial de la ciudad | archivo ec
Un grupo de personas pasea por una calle comercial de la ciudad | archivo ec

La crisis y la falta de equiparación entre la subida del coste de la vida y los salarios en los últimos años ha llevado a los ferrolanos a cambiar sus hábitos de consumo. Un estudio revela que los vecinos de la ciudad ahorran en la actualidad una media de 907 euros al año realizando ellos mismos las reparaciones en el hogar y los recortes en la cesta de la compra.
Un reciente informe del Instituto Galego de Estatística (IGE) sobre las condiciones de vida en los grandes ayuntamientos de la comunidad indica que los ferrolanos tratan de ahorrar dinero minimizando sus gastos en cuestiones como la comida y los arreglos. La media mensual de ahorro de los hogares contabilizados en Ferrol fue en 2016 –el último ejercicio del que se han publicado resultados– de 75,62 euros.
De la serie histórica desde 2009, cuando los ferrolanos ahorraron una media de 78, 6 euros al mes se ha llegado a 2016 en cifras similares en ocho años.
Sin embargo, las cifras muestran disparidad en el ahorro mensual desde el comienzo de la crisis. Así, el año de más ahorro fue el 2011 cuando los vecinos dejaron de gastar en reparaciones t comida 110 euros, mientras que en 2014 fueron más optimistas y el ahorro solo alcanzó los 66 euros por mes.
En comparación con A Coruña en 2009, poco después de que la recesión económica comenzara a notarse, solo se guardaban 48,57 euros por reducir la inversión en los mismos servicios. Incluso en 2015 la cifra era menor, de 54,38 euros.
Así, según el IGE, los ferrolanos suman unos 907 euros al año gracias a producir alimentos en su propio hogar o a que se los regale algún amigo o familiar, procedente por ejemplo de las huertas de aldeas o plantaciones urbanas.
No obstante, en los últimos ejercicios también se ha notado un boom de los productos de marca blanca en los supermercados. Para sumar toda esa cantidad, que sitúa a las unidades familiares del municipio como las más ahorradoras tan solo por detrás de Ourense (1.024 euros anuales) y A Coruña (886 euros), los ciudadanos han tenido que convertirse en unos verdaderos “manitas”.
A tenor del documento de la institución oficial si antes encargaban tareas como pintar, reparar averías y montar o fabricar muebles, ahora se impone la costumbre de hacerlo uno mismo. En estas circunstancias, los gastos principales siguen siendo las mensualidades de la hipoteca o del alquiler, según el caso.
En contraposición al incremento del ahorro, en todos estos años ha decrecido el número de hogares que se deciden a utilizar estos métodos, pues han pasado a ser 3.294 frente a los 9.545 de 2009. La menor cantidad de hogares que decidieron ahorrar se registró en 2015 con 4.790.
De los siete grandes ayuntamientos de Galicia, Lugo es lo que presenta un mayor porcentaje de hogares formados por una pareja con hijos (un 35,76%). Por otra parte, en Ferrol el 26,91% de los hogares está compuesto por personas de 65 o más años. En el otro extremo se encuentra el ayuntamiento de Pontevedra, donde este porcentaje es del 17,29%.
Para los siete grandes ayuntamientos, Lugo y Santiago de Compostela, con 2.243 y 2.382 euros, son los que presentan el mayor ingreso medio mensual por hogar, mientras que el más bajo corresponde a Ferrol (1.951 euros).
Por otra parte, el 69,3% de los ingresos de los hogares residentes en el ayuntamiento de Lugo proceden del trabajo. En el ayuntamiento de Ferrol este porcentaje se sitúa en el 54,32%. En este ayuntamiento el 43,38% de los ingresos de los hogares proceden de prestaciones.
La recuperación económica de los últimos años se va notando poco a poco en los hogares gallegos, de tal modo que el número de personas que tienen muchas dificultades para llegar a fin de mes se ha reducido durante el último año en un 29,28%, según los datos hechos públicos por el Instituto Galego de Estatística.
De este modo, la Encuesta Coyuntural a Hogares revela que son un 6,98 por ciento el total de personas que aseguran llegar con mucha dificultad al final de mes debido a los gastos e ingresos obtenidos. Con todo, en el último trimestre de 2017 todavía eran un 45,38% (un 5,07% más que en los últimos cuatro meses de 2016) los hogares que consideraban difícil la situación, mientras que el 47,64% (un 1,49% más que en el mismo período del año anterior) afirmaban que lograban llegar al final del mes con facilidad.
Durante 2017 la tasa se mantuvo prácticamente estable, con un porcentaje entre el 47 y el 48% de hogares con facilidad para afrontar los gastos con los ingresos mensuales.