sábado 24.08.2019

Ferrol desfila al paso de la Semana Santa

Las tres procesiones del Domingo de Ramos abrieron ayer el telón de la fiesta de interés internacional

La Semana Santa Ferrolana comenzó ayer, Domingo de Ramos, con las tres primeras procesiones de una fiesta que, como todos los años, reunirá a miles de personas en la ciudad naval | jorge meis
La Semana Santa Ferrolana comenzó ayer, Domingo de Ramos, con las tres primeras procesiones de una fiesta que, como todos los años, reunirá a miles de personas en la ciudad naval | jorge meis

“Es la fiesta de la ciudad por excelencia, un referente, y que además permite dar una publicidad enorme a Ferrol, ya que lleva su nombre por todas partes”.

El presidente de la Junta de Cofradías y Hermandades, César Carreño, reiteraba ayer, minutos antes de la celebración de la primera de las procesiones de este año, la gran importancia y trascendencia de una celebración con más de cuatrocientos años de vida y declarada de Interés Turístico Internacional.

Con el deseo de que “Ferrol se llene de gente” y que “el tiempo acompañe”, el máximo representante de la Junta reconocía ayer la emoción que cada Domingo de Ramos sienten los más fieles seguidores de esta tradición por suponer el pistoletazo de salida a la intensa semana. “Para nosotros este día –por ayer– es como la mañana de Reyes para los niños”, manifestó.

Implicación
La Semana Santa Ferrolana implicará este año, entre cofrades, portadores y miembros de las bandas, a unas 3.000 personas. “Cada año va a más, aumenta el número de participantes, incluidos los jóvenes”, comentó Carreño.

El gran ambiente ya se dejó sentir ayer en las calles ferrolanas en las tres procesiones con las que se celebró el Domingo de Ramos. La primera fue la de Jesús Amigo de los Niños, organizada por la Cofradía de las Angustias, que recorrió la avenida de Esteiro, Carlos III, Ánimas, Españoleto, de nuevo avenida de Esteiro, Ramón y Cajal y retirada en la Iglesia del Pilar.

Una hora más tarde, a las 12.30 horas, efectuaba su salida la procesión de la Entrada Triunfal de Jesús en Jerusalén, de la Cofradía de Dolores, con los pasos de San Juan Evangelista y La Borriquita, antes de la cual tuvo lugar la Bendición de Ramos.

El procesionario continuó por la tarde con el desfile del Ecce Homo, de la Cofradía de la Soledad, con los pasos de San Pedro Apóstol y Ecce Homo. Este último salió por primera vez este año a la calle portada a hombros –hasta ahora iba sobre ruedas–.

Comentarios