viernes 27/11/20

Ferrol da por zanjadas las reclamaciones de Narón y aprueba la liquidación de 1,8 millones de saneamiento

El pleno se suspendió por la manifestación por la reindustrialización | D.a
El pleno se suspendió por la manifestación por la reindustrialización | D.a

La sesión plenaria de fin de mes celebrada ayer se abordó en dos fases debido a la celebración de la manifestación contra la desindustrialización, que motivó que en torno a las ocho de la tarde se suspendiese el pleno, para continuarlo una vez concluida esta.

Más allá de las mociones que presentaron todos los grupos de la oposición, el punto más destacado, no por novedoso sino precisamente por el debate en el tiempo que arrastra, fue la aprobación de la desestimación de las alegaciones presentadas por el Concello de Narón en materia de saneamiento y aprobación de nuevas liquidaciones. Pese a que las enmiendas del concello naronés se formularon en junio de 2018, todavía se llevaron a pleno ayer para ser desestimadas por la corporación.

De todos modos, solo el ejecutivo socialista y el PP aprobaron tanto el rechazo de las enmiendas como la cifra a reclamar, en torno a 1,8 millones de euros, en tres recibos, mientras que Ferrol en Común se abstuvo en la votación, si bien la intervención de su portavoz, Jorge Suárez, defendió la liquidación y la necesidad de que Narón pague, apostando por la vía del diálogo sin tener que enfrentarse en los Juzgados. Por su parte, el BNG fue la única fuerza que se opuso a este punto, asegurando que la cuantía a la que se hace referencia –30% del coste de la depuración– es “elaborado unilateralmente por Emafesa”. Para el portavoz, Iván Rivas, lo único que busca el Concello de Ferrol “é cobrar sexa como sexa para sanear a empresa, e íso é un contrato abusivo”.

Los populares, y en su nombre Martina Aneiros, criticó los retrasos en esta tramitación así como lo que definió como “excusas de mal pagador” en relación a las alegaciones presentadas por el Concello naronés, que, recordó, “debe a Ferrol casi dos millones”.

Calificó, asimismo, de “irresponsable” al anterior alcalde, Jorge Suárez, que permitió que Narón depurase sin un acuerdo de obligación y asumiendo los ferrolanos los gastos de los naroneses y denunció que “su ingenuidad puso en riesgo los intereses de la ciudad”. Advirtió, sin embargo, el cambio experimentado en Suárez desde 2015 hasta ahora.

Comentarios