Miércoles 22.05.2019

Fene critica el desvío de carga de trabajo a las instalaciones de Navantia en Cádiz

El regidor de la villa, Gumersindo Galego, considera que la decisión es “grave” dado el parón hasta el inicio de las F-110

Soportes de aerogeneradores transportados la pasada semana | m. rodríguez
Soportes de aerogeneradores transportados la pasada semana | m. rodríguez

El alcalde de Fene, Gumersindo Galego (PP), criticó ayer duramente la decisión de Navantia de desviar la construcción de una de las cinco plataformas flotantes para el parque eólico de Kinkardine de las instalaciones fenesas a la factoría del grupo naval público en Puerto Real, Cádiz.

Por medio de un comunicado de prensa, Galego calificó la decisión de “especialmente grave”, dado el parón que se augura para el astillero fenés de no confirmarse un proyecto intermedio hasta el inicio de la fabricación de las fragatas F-110.

Esta maniobra, señaló, “elimina 240.000 horas de carga de traballo das 1.250.000 previstas”, a la vez que recordó que “Fene ven pagando a mala xestión das administracións, sufrindo o peor castigo en despidos e prexubilacións”. Del mismo modo, el regidor de la villa vecina apuntó que la factoría fenesa “viuse abocada a buscar recurrentemente novas liñas de negocio” tras las dos reconversiones, y que “unha vez consolidadas, sufre un novo golpe tras outro”.

Por último, Galego se lamentó de que, una vez asentado el sector de la eólica marina en las instalaciones de Fene, la decisión “supón un mazazo á posibilidade de recuperación e estabilidade” de las mismas.

Navantia, por su parte, aseguró que la decisión partía de que diversificando la producción podrían acceder a más contratos en el futuro.

Comentarios