jueves 3/12/20

Feijóo cesa a José Manuel Vilariño como presidente de la Autoridad Portuaria

El militar e ingeniero naval Indalecio Seijo –Ferrol, 1963– será su sustituto tras siete años y medio en el cargo
Vilariño pedirá regresar a su puesto de profesor | d. alexandre
Vilariño pedirá regresar a su puesto de profesor | d. alexandre

Siete años y medio después de ser nombrado en sustitución de Ángel del Real, José Manuel Vilariño abandona la presidencia de la Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao. Lo hará, en cuanto se publique en los boletines oficiales, después de que en el día de ayer el Consello da Xunta que encabeza Alberto Núñez Feijóo diese el visto bueno al relevo en cuatro de las cinco autoridades portuarias de interés general de Galicia. Solo la de Marín-Ría de Pontevedra no se ha visto afectada, de momento, por unos cambios de los que llevaba meses hablándose internamente en la dirección del Partido Popular de Galicia pero que no acabaron de cocinarse hasta que Núñez Feijóo logró en julio su cuarta mayoría absoluta. 

Pese a tratarse de organismos que dependen de la Administración General del Estado, desde mediados de los años 90 la legislación portuaria deja en manos de la Xunta, en este caso, el nombramiento de sus rectores. La presidencia de la de Ferrol-San Cibrao la asumirá el militar e ingeniero naval Indalecio Seijo –Ferrol, 1963–, subdirector del Canal de Experiencias Hidrodinámicas de El Pardo, en Madrid. 

Vilariño se despidió ayer a través de una carta enviada por correo electrónico a todos los empleados de los puertos de Ferrol y San Cibrao en la que agradece su colaboración y esfuerzo a lo largo de una presidencia en la que, pese a la crisis energética, se ha redoblado la apuesta por la diversificación de tráficos, se han impulsado proyectos clave en materia de infraestructuras –desarrollo del puerto exterior y su conexión ferroviaria, entre otras actuaciones– y se ha desarrollado un ambicioso plan de mejora de la fachada marítima que comenzó con la ejecución de la reforma de la lonja y la reordenación de la dársena de Curuxeiras –a la que se suma la licitación de la sur– y que culminará con la rehabilitación de la antigua Comandancia y del edificio de Aduanas.

José Manuel Vilariño (Expresidente de la Autoridad Portuaria: “¿Que si dejo un Puerto mejor que el que cogí? Eso tienen que decirlo los demás”

El cese no fue una sorpresa para José Manuel Vilariño, que reconoce que “hace tiempo que se me comunicó que iba a haber cambios”. Ahora abandona la presidencia del organismo que de-sempeñaba desde 2013 con un balance de muchas luces y pocas sombras. 

¿Cómo valora esta etapa? 
Fueron años intensos, con asuntos difíciles que se fueron solucionando y, por lo tanto, dejaron de ser complicados, como la puesta en marcha de la terminal de contenedores, que hoy está en plenas condiciones de funcionamiento y en el inicio de una trayectoria. Pensemos que ya tenemos tres líneas de contenedores y la empresa está pensando en futuro, en nuevas líneas, hacia Asia y América. En este momento la costa española norcantábrica está bien comunicada con el norte de Europa, con el sur de España y ahora con las Canarias. También fue un hito el inicio de las obras del ferrocarril. Llevamos hecho el 70% de la perforación del túnel y en el año 2022 los ferrolanos van a ver salir trenes desde el puerto de Ferrol. 

La fachada marítima también ha recibido un impulso con las últimas decisiones... 
De los primeros proyectos que se adjudicaron cuando llegué fueron la remodelación de la lonja y la reordenación de la dársena de Curuxeiras para náutica recreativa y embarcaciones profesionales. Y hace muy poco se ha adjudicado la dársena sur que permitirá aumentar las plazas para barcos de recreo. Además, pronto comenzarán las obras de la antigua Comandancia y hemos comprado el edificio de Aduanas. Todo esto conlleva una mejora en toda la fachada marítima de la ciudad. 

¿Cómo ha sido esta etapa a nivel interno, con el personal?
Tuve muchísima suerte de haber dirigido una autoridad portuaria con una plantilla de personal excelente. Eso no lo dudes. Y quiero, a todos ellos, darles las gracias públicamente, como ya he hecho en privado. Les agradezco el apoyo porque sin ellos lo que se hizo hubiese sido imposible. 

¿Se va con alguna espina? 
No me voy con mal sabor de boca en nada. ¿Que me gustaría haber hecho más cosas? Sí, pero no es fácil porque se hicieron muchas. A lo mejor que la reforma de Capitanía ya estuviera acabada. Tuvimos muchas dificultades para conseguir el Puesto de Inspección Fronteriza, pero ya está funcionando y abre nuevas posibilidades también al puerto exterior.

¿La crisis de Endesa? 
El tema de Endesa tiene repercusiones reales en los tráficos del puerto, pero también es cierto que la política de diversificación que se lleva haciendo en el Puerto desde hace tiempo está permitiendo ir paliando lo que sucede con Endesa, y también lo que está sucediendo en general con la pandemia. Si esa política no se hubiera llevado a cabo, en este momento las consecuencias se estarían notando con mucho mayor dramatismo. Estamos a la par de lo que está pasando en el conjunto del sistema portuario, por lo que, teniendo en cuenta que perdemos cuatro millones de Tm. de Endesa, tendríamos que estar el doble o el triple peor que el resto y no lo estamos. Y eso se debe al trabajo de los años anteriores. 

¿Deja un Puerto mejor que el que cogió? 
Creo que se hicieron cosas y que las relaciones dentro del puerto fueron buenas. ¿Que el puerto es mejor? Que lo digan los demás.

Comentarios