lunes 28/9/20

Feijóo apoya la demanda de un buque logístico para Navantia

El presidente gallego se reunió ayer con los comités de empresa y pidió también el inicio del dique seco
Feijóo saluda a miembros de los comités de empresa de Navantia antes del encuentro | xunta
Feijóo saluda a miembros de los comités de empresa de Navantia antes del encuentro | xunta

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, expresó ayer su apoyo a la demanda de los comités de empresa de Navantia en la ría de Ferrol de un “contrato puente” para mitigar los efectos de la falta de carga de trabajo en los astilleros públicos mientras no comienza la construcción de las F-110, cuyo inicio se estima para el año 2022.

En un encuentro con representantes de la parte social de la compañía naval pública en Santiago de Compostela, el máximo mandatario del Ejecutivo gallego urgió al Gobierno central a “construír un buque de aprovisionamento para a Armada española” –el AOR que viene demandando la plantilla desde hace meses pero que el Ministerio de Defensa no ve necesario en estos momentos– ante la demora en la fabricación de las fragatas. “Necesitamos de forma urxente concretar o pedido deste buque-ponte mentres non empecen as fragatas en 2022”, aseguró Núñez Feijóo, a lo que añadió la necesidad de “comezar de xeito inmediato o dique seco, unha obra que estaba xa comprometida para abaratar os custos das mesmas”.

Para el presidente de la Xunta, el Gobierno de España “non está a cumprir os compromisos co estaleiro galego”. Se refirió así a que “no orzamento de 2018 había 250 millóns, 250 no orzamento prorrogado de 2019, e haberá outros 250 millóns nos presupostos de 2020 para as fragatas”. “En definitiva”, señaló, “750 millóns sen executar, sen comezar o dique, que custa 400 millóns, e sen ese barco-ponte que pedimos e que estaba comprometido”. 

Feijóo habló también sobre la situación en la que se encuentra la comarca de Ferrolterra a nivel industrial, que es de “máxima preocupación”, dijo, y a la que contribuye la falta de carga de trabajo en los astilleros de la ría, “o desleixo do Goberno central coas empresas electrointensivas e a ameaza de peche da central térmica de As Pontes”. 

Mientras, el presidente del comité de empresa de Navantia Ferrol, Javier Galán, destacó la “receptividade” del presidente autonómico a las demandas de las plantillas, que concretó en cuatro ejes: la falta de ocupación y la necesidad de construir un buque para no empeorar aún más la situación; el impulso a la fábrica de Turbinas pese a que “á dirección corporativa de Navantia non lle interesa”; el refuerzo de la política de diversificación de los astilleros –off-shore– sin renunciar a la construcción naval en las instalaciones de Fene; y una apuesta “clara” por la formación en la que, a su juicio, debe implicarse también a la industria auxiliar “para percorrermos xuntos o camiño da modernización e a dixitalización”. 

El representante de la plantilla del astillero ferrolano insistió en el contrato puente “inmediato” y, si bien reconoció que un buque logístico para sustituir al BAC “Patiño” sería lo ideal porque “é un tipo de barco que xa fixemos e só precisariamos acopiar material”, no se cerró a otras posibilidades, aunque siempre bajo estas mismas condiciones de inmediatez y diseño ya ejecutado.

Finalmente, Galán coincidió con Feijóo en que la comarca de Ferrolterra “e tampouco Galicia”, añadió, “poden permitirse o luxo de que pechen ou perdan competitividade empresas do sector industrial”. 

Desvío de carga de trabajo 
Por su parte, la secretaria general del Partido Socialista en Ferrol, Beatriz Sestayo, reclamó ayer al presidente de la Xunta un pronunciamiento sobre “se concorda cos socios do Partido Popular en Andalucía en demandar ao Goberno central que cando menos unha das fragatas F-110 se constrúan” en la factoría de la Bahía de Cádiz, tal como publicaron ayer diversos medios. Vox desmintió esa información, ya que, asegura, “no forma parte del ideario de este partido favorecer unos territorios perjudicando a otros”.

Comentarios